Recetas

Secretos para una perfecta mermelada de durazno casera

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar una deliciosa mermelada de durazno con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix sábado, 18 de mayo de 2024 · 16:01 hs
Secretos para una perfecta mermelada de durazno casera
Mermelada de durazno casera: consejos y trucos para el éxito Foto: Shutterstock

La mermelada de durazno es una delicia casera que captura el sabor dulce y jugoso de los duraznos frescos en un frasco, permitiéndote disfrutar de este fruto en cualquier época del año. Esta receta tradicional es una forma maravillosa de preservar la abundancia de duraznos durante su temporada y disfrutar de su exquisito sabor mucho después de que haya pasado el verano. Además de ser increíblemente sabrosa, hacer tu propia mermelada de durazno es una actividad gratificante que te conecta con prácticas culinarias ancestrales y te brinda un producto final libre de conservantes artificiales.


La práctica de hacer mermelada data de la antigüedad, con registros que sugieren que los griegos y romanos ya preservaban frutas en miel. La mermelada de durazno, como la conocemos hoy, se popularizó en Europa durante el siglo XVIII. Fuente: Shutterstock

Preparar mermelada de durazno en casa es más sencillo de lo que parece y solo requiere unos pocos ingredientes básicos: duraznos frescos, azúcar y jugo de limón. Algunos prefieren añadir pectina para asegurar una mejor consistencia, aunque los duraznos ya contienen pectina natural suficiente para lograr una textura perfecta. La clave está en seleccionar duraznos maduros y jugosos, que aportarán el sabor y aroma característicos a la mermelada.

Ya sea que la disfrutes en una tostada, como relleno de pasteles o simplemente a cucharadas, la mermelada de durazno casera es un placer que vale la pena hacer. Sigue leyendo para descubrir cómo puedes crear esta deliciosa conserva en tu propia cocina. ¡Vamos a la receta!

Además de ser deliciosa, la mermelada de durazno hecha en casa puede conservar algunos nutrientes del fruto original, como vitaminas A y C, que son esenciales para la salud de la piel y el sistema inmunológico. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

1.5 kg duraznos frescos  (alrededor de 7-8 duraznos grandes), 1 kg azúcar granulada,1/4 taza  jugo de limón (aproximadamente el jugo de 1-2 limones), 1 paquete pectina (opcional), para ayudar a que la mermelada espese, aunque los duraznos ya contienen pectina natural, 1/2 taza agua.

Utensilios: olla grande (preferiblemente de acero inoxidable), cuchillo de cocina afilado, tabla de cortar, cucharón o espátula de madera, cucharas medidoras, frascos de vidrio esterilizados con tapas herméticas, termómetro para caramelos (opcional, para verificar la temperatura de cocción), licuadora o procesador de alimentos (opcional, si prefieres una textura más suave).

 

Procedimiento

  1. Lava bien los duraznos bajo agua corriente para eliminar cualquier residuo de pesticidas o suciedad.
  2. Para facilitar el pelado, haz una incisión en forma de cruz en la base de cada durazno y sumérgelos en agua hirviendo por 30 segundos. Luego, transfírelos a un bol con agua helada. Esto hará que la piel se desprenda fácilmente.
  3. Corta los duraznos en mitades y quítales el hueso. Luego, córtalos en trozos pequeños.
  4. Coloca los duraznos troceados en una olla grande y agrega el azúcar, el jugo de limón y el agua. Mezcla bien para que el azúcar comience a disolverse.
  5. Lleva la mezcla a ebullición a fuego medio-alto, removiendo constantemente con una espátula de madera para evitar que se pegue o se queme.
  6. Una vez que la mezcla esté hirviendo, reduce el fuego a medio y continúa cocinando por unos 20-30 minutos, removiendo ocasionalmente. Los duraznos deben ablandarse y empezar a deshacerse.
  7. Si prefieres una mermelada con una textura más suave, puedes usar una licuadora de mano para triturar la mezcla en la olla hasta alcanzar la consistencia deseada. Alternativamente, puedes transferir la mezcla a una licuadora o procesador de alimentos y luego devolverla a la olla.
  8. Si decides usar pectina para asegurar que la mermelada espese adecuadamente, sigue las instrucciones del paquete. Generalmente, se disuelve la pectina en una pequeña cantidad de agua y luego se añade a la mermelada, revolviendo bien.
  9. Continúa cocinando la mermelada a fuego medio, removiendo con frecuencia. La mezcla debe reducirse y espesarse. Si tienes un termómetro para caramelos, cocina hasta que la mezcla alcance unos 105°C, que es el punto de gelificación.
  10. Para comprobar si la mermelada está lista, coloca una pequeña cantidad en un plato frío y deja enfriar por un minuto. Si al empujar con el dedo, la mermelada arruga, está lista. Si no, sigue cocinando y prueba nuevamente después de unos minutos.

Envasado:

  1. Retira la olla del fuego y deja reposar la mermelada por unos minutos, removiendo de vez en cuando para distribuir los trozos de fruta de manera uniforme.
  2. Con cuidado, vierte la mermelada caliente en frascos de vidrio esterilizados, dejando un pequeño espacio en la parte superior (aproximadamente 1 cm).
  3. Limpia los bordes de los frascos con un paño limpio y coloca las tapas.:
  4. Coloca los frascos llenos en una olla grande con agua hirviendo, asegurándote de que estén completamente sumergidos. Hierve durante 10 minutos para sellar los frascos adecuadamente.
  5. Retira los frascos con cuidado y déjalos enfriar a temperatura ambiente. Al enfriarse, deberías escuchar un "pop" indicando que el frasco está bien sellado.
Los duraznos contienen pectina natural, una fibra soluble que ayuda a espesar la mermelada sin necesidad de añadir pectina comercial. Esto hace que la mermelada de durazno sea relativamente fácil de preparar con ingredientes naturales. Fuente: Shutterstock

Una vez enfriados, almacena los frascos en un lugar fresco y oscuro. La mermelada casera se puede conservar durante aproximadamente un año. Una vez abierta, debe refrigerarse y consumirse dentro de unas semanas. ¡Saborea tu deliciosa mermelada de durazno casera sobre tostadas, galletas o como acompañamiento de tus platos favoritos! ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en