Insomnio: consejos para que dormir siestas no nos perjudiquen

Insomnio: consejos para que dormir siestas no nos perjudiquen

Sufrir de insomnio es un problema cada vez más frecuente. Sigue estos consejos para tener siestas reparadoras y dormir tranquilamente.

Napsix

Napsix

El insomnio se ha convertido en un grave problema de salud para la población actual, afectando a un gran número de personas y provocando consecuencias a corto y largo plazo en nuestro organismo. Muchas veces, quienes lo padecen buscan recuperar energía durmiendo siestas durante el día y esto puede ser contraproducente.

Durante las horas del mediodía es normal que el organismo disminuya su estado de alerta, esta sensación es más notoria después de almorzar. En caso de no haber podido conciliar el sueño durante la noche o haber tenido un mal descanso, una siesta es algo muy deseado.

Si sufres de insomnio, toma en cuenta estos consejos. Foto: Freepick

Según diversos estudios, dormir durante la tarde puede tener muchos beneficios para la salud: l fatiga disminuirá, mejorará el ánimo y el desempeño. Sin embargo, también tiene algunas desventajas, ya que podemos despertar sintiéndonos desorientados o aturdidos. Tampoco son recomendables en adultos mayores porque su requerimiento de horas de sueño es menor.

Para que las siestas sean efectivas, nos revitalicen y no produzcan problemas durante la noche, hay algunos consejos importantes que se deben tener en cuenta.

Siestas cortas. Darse un momento para relajarse y continuar más activo el resto del día es importante, pero lo recomendable es que no se extienda por más de 45 minutos. Lo ideal, incluso, es que solo se limite a unos 20 minutos, ya que el periodo de sueño afectará el descanso durante la noche. 

Este descanso tiene que realizarse durante las primeras horas de la tarde. El horario más indicado es el más cercano al mediodía aunque esto dependerá de tu rutina. Por ejemplo, una persona que suele irse a la cama tarde, podrá extender la hora de la siesta. 

Las siestas breves son las más adecuadas. Foto: ABC

Ambientes adecuados. Siempre es primordial que el lugar donde descansemos sea óptimo, con poca iluminación y alejado de sonidos fuertes. Las siestas no son la excepción, procura tener un espacio que ayude a relajarte. 

Al despertarse, es mejor no hacer las cosas de forma acelerada. Se le debe dar tiempo al organismo para que reaccione y no se siente desorientado. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?