5 ejercicios de respiración para conciliar el sueño

5 ejercicios de respiración para conciliar el sueño

Conciliar el sueño es un proceso muy complejo. Descansa de forma adecuada haciendo estos fáciles ejercicios de respiración.

Napsix

Napsix

La falta de sueños u horas de descanso es un grave problema en la actualidad. Incluso, la Organización Mundial de la Salud estableció que se trata de una epidemia con consecuencias muy negativas para la salud. Logra quedarte dormido profundamente en un minuto con estos ejercicios de respiración.

Para dormir profundamente y descansar tienen que darse una enorme cantidad de procesos donde intervienen diferentes factores. Este sistema es tan complejo como endeble a sufrir alteraciones. La rutina de trabajo, los horarios de las comidas, los compromisos sociales, el sedentarismo y hasta algunos remedios pueden modificarlo y provocar insomnio.

Dile adiós al insomnio con estos ejercicios de respiración. Foto: La Vanguardia 

No conciliar el sueño por la noche afecta en gran medida la salud a corto y largo plazo. En lo inmediato, te hará sentir somnoliento, menos activo y alerta durante el día.

Los especialistas, para lograr combatir este mal, abogan por lo que han dado a llamar “higiene del sueño”. Allí se establecen una serie de pautas para mejorar el descanso.

Si eres de los que sufre este tipo de padecimientos, hay ejercicios de respiración que pueden ayudarte.

Técnica 4-7-8

Se la conoce como “respiración relajante” y consiste en inhalar durante cuatro segundos, retener el aire 7 segundos y exhalarlo en 8 segundos. Es muy adecuado para quienes sufren ansiedad.

Es importante tener paciencia al realizarla y no frustrarse si aparecen pensamientos intrusivos que afecten el proceso. Se debe elegir una posición cómoda para hacerla y minimizar el ingreso de luz y sonidos en la habitación.

Aprende a relajarte en la noche para poder profundamente. Foto: 65ymás

Usa el diafragma

Otra técnica es la respiración diafragmática, con ella reduciremos la velocidad de la respiración y aumentaremos la relajación del cuerpo.

Lo ideal es hacerlo cuando ya estamos acostados y listos para dormir. Se debe inhalar y exhalar sin mover el pecho, es decir, solo hinchando el abdomen. Con esto estaremos llevando aire a la parte baja de los pulmones logrando mejorar la captación de oxígeno.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?