Fundamental, 3 cuidados imprescindibles para perros recién nacidos

Fundamental, 3 cuidados imprescindibles para perros recién nacidos

Si tienes cachorros en casa, lo mejor será que los cuide su mamá perra, aunque si esto no es así, puedes tomar algunos cuidados para ellos

Napsix

Adoptar una mascota y cuidar de ella es una tarea que implica mucha responsabilidad, más aún si se trata de cachorros. En el caso de los recién nacidos, la atención es incluso más importante, ya que es vital. Si tienes perros pequeños en casa, puedes cuidarlos con estos consejos imprescindibles.

Cuando un cachorro llega a nuestras vidas aporta mucho más que compañía. Pero no debemos perder de vista que también incorporamos tareas de lo más diversas y estas son más importantes cuanto más pequeño sea el perro.

En el caso de los recién nacidos, es fundamental que las primeras 12 o 24 horas pasen tiempo con su madre canina. Es que esta perra sabrá darle los cuidados imprescindibles a los cachorros. Una de las cosas más importantes es que los alimentará con el calostro, que es vital para que estén protegidos durante las primeras semanas de vida.

Los cachorros necesitan pasar el mayor tiempo posible con su madre canina
Fuente: Pexels

Sin embargo, es cierto que en ocasiones algún motivo provoca que estos pequeños animales no permanezcan junto a su madre y las familias debemos actuar para preservar su salud. En estos casos, podemos hacerlo teniendo algunos recaudos fundamentales.

  • Temperatura. Regular la temperatura de nuestro cachorro es crucial durante las primeras horas. Para ello, el sitio especializado mascotas.com sugiere colocar a los pequeños perros en un espacio limpio donde reciban calidez como una manta en un lugar donde permanezcamos la mayor parte del tiempo.
Regula la temperatura de los cachorros
Fuente: Pexels
  • Alimentación. Otro asunto considerable es su alimentación. Dado que el recién nacido no se encuentra junto a la hembra, deberás sustituir su leche materna con otra que sea recomendada para tu cachorro. En este punto, es importante consultar con un veterinario de confianza que sabrá cuál es el alimento ideal para él y la frecuencia con la que debes suministrarlo.
  • Necesidades. Una vez que se hayan alimentado, los cachorros deberán hacer sus necesidades. Para esto, tendrás que estimularlos para que defequen. Comúnmente se puede hacer con un algodón humedecido. Aunque, dada la delicadeza de este asunto, lo mejor será seguir las recomendaciones del profesional veterinario.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?