En 3 simples pasos, cómo descongelar y limpiar el congelador

En 3 simples pasos, cómo descongelar y limpiar el congelador

Esta es una tarea que no agrada a muchos. Sin embargo, es posible llevarla adelante en minutos y con un sencillo paso a paso

Napsix

Una de las tareas de limpieza menos populares es la de arreglar el congelador de la heladera o freezer. Este es un espacio del electrodoméstico con características particulares que requiere por lo tanto, poder limpiar y organizar de manera adecuada. Para llevar adelante esta tarea, puedes aplicar unos sencillos consejos.

Para limpiar correctamente no deberías usar productos industriales, sino más bien leer el manual de usuario para aplicar el método correcto o bien, aplicar este sencillo paso a paso que puedes encontrar a continuación.

Lo primero que debes tener en cuenta es que el congelador esté desenchufado para evitar problemas eléctricos y también limpiar de forma segura. Luego, sigue este procedimiento casero.

El primer paso es desenchufar el congelador para trabajar tranquilo
Fuente: Wunderstock

Primer paso: quitar el contenido

En primer lugar lo que debes hacer es vaciar el congelador o freezer y quitar cualquier alimento que esté dentro. De esta manera, el espacio estará libre y podrás limpiar cómodamente con estos consejos.

Segundo paso: eliminar el hielo

A continuación tienes que quitar el hielo de tu congelador. Para esto, debes dejar la puerta abierta de manera que el hielo vaya saliendo solo. Incluso es posible utilizar un paño humedecido en agua caliente que ayude a quitar las piezas más grandes de hielo. No olvides colocar una bandeja en el piso o unas toallas que absorban el agua que vaya cayendo.

Cuando vuelvas a guardar aprovecha para clasificar los alimentos
Fuente: Wunderstock

Tercer paso: limpiar en profundidad

Una vez que hayas eliminado por completo el hielo del congelador, será momento de limpiar. Utiliza un paño humedecido en vinagre. Pasa por todos los rincones de manera que se quiten olores, restos de comida e incluso manchas. En el caso de las piezas extraíbles como la hielera o los estantes, el consejo es que los saques y asees en la cocina con agua y detergente.

De ser necesario, repite el proceso para dejar el congelador impecable. Por último, puedes pasar el paño una última vez, en esta ocasión humedecido con agua.

Una vez hecho esto comienza a llenar el congelador. Aprovecha la ocasión para guardar los alimentos de forma ordenada, puedes aplicar recipientes con etiquetas para clasificar cada cosa.

Finalmente, cierra el congelador y vuelve a enchufarlo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?