Bolivia: dos personas murieron en las protestas por el resultado electoral

Además de los dos manifestantes fallecidos, otros seis resultaron heridos el miércoles a la noche durante los incidentes que se registraron entre leales y opositores al presidente Evo Morales, en la víspera del inicio de una auditoría de la OEA a las cuestionadas elecciones que le dieron la reelección.

Redacción MDZ

Dos manifestantes murieron durante las protestas en Bolivia en víspera de la auditoría electoral de la OEA.

Reuters/Rodrigo Urzagasti

Dos personas murieron y otras seis resultaron heridas el miércoles a la noche durante los incidentes que se registraron en Bolivia entre leales y opositores al presidente Evo Morales, en la víspera del inicio de una auditoría de la OEA a las cuestionadas elecciones que le dieron la reelección.

“Son seis personas heridas y dos fallecidas: Mario Salvatierra, de 55 años, y Marcelo Terrazas, de 41”, informó el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, sobre los incidentes registrados en el poblado de Montero, cercano a la ciudad de Santa Cruz, el principal bastión de la oposición.

Romero culpó de los hechos al candidato presidencial opositor, Carlos Mesa, y a la dirigencia del antigubernamental Comité Cívico de Santa Cruz, que rechazan el resultado de las elecciones del domingo 20 de octubre al que consideran fraudulento, y piden la anulación de los comicios.

“Lo que está sucediendo en Santa Cruz, en Cochabamba (centro), la situación es gravísima”, señaló el ministro, en referencia a que las dos ciudades registran a diario choques callejeros entre opositores y leales a Morales, en el poder desde 2006.

La Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, informó que desde que comenzaron las protestas “las personas heridas suman en total 139”. 

Morales, de 60 años, ha dicho que las protestas forman parte de un plan de “golpe de Estado” alentado por Mesa, pero el líder opositor rechaza esas acusaciones y desafía al gobierno: “O voy a la cárcel o voy a la presidencia”.

Además de Santa Cruz y Cochabamba, las protestas también se producen desde la semana pasada en La Paz, Sucre (sureste) y Potosí (suroeste), por opositores que rechazan el resultado oficial del Tribunal Supremo Electoral (TSE), que dio como ganador a Morales en primera vuelta, por encima de Mesa (47,08% contra 36,51%).

Los violentos choques en Montero se producen tras al acuerdo entre el gobierno de Morales y la Organización de Estados Americanos (OEA) para una auditoría de carácter “vinculante” de las elecciones del 20 de octubre, que Mesa rechaza, calificándolo de “unilateral".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?