Brasil a horas del carnaval tiene récord de muertos por Covid-19

Brasil a horas del carnaval tiene récord de muertos por Covid-19

Se registró el peor promedio semanal de muertes por coronavirus en ese país. Hubo 1.102 muertes por día. Los expertos advierten que los contagios pueden aumentar con fuerza en las próximas dos semanas, con las fiestas masivas que se avecinan.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Brasil cerró una semana con un récord de muertes por COVID-19 en el promedio de fatalidades en los últimos siete días, que el domingo se ubicó en 1.102 fallecimientos, mientras que el total llegó a 239.294 víctimas mortales desde el inicio de la pandemia.

Estas son las cifras del consorcio de medios de comunicación brasileños que hacen seguimiento de la incidencia de la pandemia desde el inicio, tras considerar que el balance proporcionado por el Gobierno no refleja la realidad.

Según sus cifras, esta supone la media móvil de muertes es la más alta desde el inicio de la pandemia en Brasil, que lleva tres semanas con un promedio de más de 1.000 fallecidos diarios. 

El balance del domingo de los medios de comunicación refleja que 9.833.695 brasileños han tenido o tienen el coronavirus, de los que 22.440 se han confirmado en el último día.

Por su parte, el Ministerio de Salud brasileño ha confirmado en las últimas 24 horas 713 decesos, con los que la cifra de fallecidos es de 239.245. Fue la primera vez en casi una semana que el número de muertos por día cayó por debajo del millar, pero de acuerdo con las propias autoridades el bajón puede responder al hecho de que los fines de semana se reduce el personal que trabaja en el recuento de datos.

De todos modos, los especialistas consideran que los datos de la pandemia pueden agravarse en las próximas dos semanas, entre otros factores por el virtual festivo de Carnaval que el país vive desde el pasado viernes y que se prolongará hasta el miércoles próximo.

Aunque los desfiles de escuelas de samba y comparsas han sido cancelados en todo el país para evitar las aglomeraciones, muchos brasileños se han volcado a las playas del extenso litoral marítimo del país.

En muchos de los balnearios las playas han estado repletas y en la mayoría de los casos fueron vistas decenas de personas apiñadas sin el mínimo distanciamiento y en la mayoría de los casos sin usar las debidas máscaras bucales. 

En las principales ciudades del país, como San Pablo, Río de Janeiro o Belo Horizonte, también se registraron numerosas fiestas clandestinas que llegaron a congregar a cientos de personas que tampoco respetaron las medidas de prevención, y que acabaron con la intervención de las autoridades policiales.

Además, este fin de semana ha aumentado la preocupación de las autoridades sanitarias frente a la nueva variante del coronavirus surgida en la Amazonía, tras confirmarse el primer contagio de esa mutación en una persona de Sao Paulo que no había salido de esa ciudad en los últimos meses.

El Ministerio de Salud ya había advertido esta misma semana de que la nueva variante amazónica ya se había expandido por “todo el país” y que, según concluyeron los primeros análisis, es “tres vez más contagiosa” que la original.

Europa Press, EFE, Infobae. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?