Chile: alertan por el agotamiento extremo del personal de cuidados intensivos

Chile: alertan por el agotamiento extremo del personal de cuidados intensivos

El 87% de los profesionales de esa área así lo expresó en una encuesta realizada por la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva. Agotamiento mental, físico y emocional sintetizan lo que sienten hoy por hoy estos trabajadores de la salud.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Una encuesta realizada por la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi) reveló que tras más de 10 meses de pandemia el 87% de los trabajadores de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) del país padecen del Síndrome de Burnout, que implica agotamiento mental, físico y emocional extremo.

"Es un alto número de personas con un estrés importante y eso, obviamente, puede tener repercusiones en el trabajo que realizan”, advirtió Darwin Acuña, titular de la Sochimi.

Cerca de 2.000 trabajadores de las UCI, entre médicos, enfermeros y técnicos, participaron en el sondeo, en el cual se midió que muchos presentaron síntomas de cansancio emocional, despersonalización, probable estrés postraumático y afecciones psicológicas entre julio y diciembre de 2020.

El país alcanzó su pico de contagios entre mayo y junio cuando registró un promedio diario de más de 4.000 casos y 200 muertes, lo que representó una alta ocupación de camas, donde la región Metropolitana alcanzó un 90% de la capacidad.

En el informe diario de la pandemia de coronavirus, el Ministerio de Salud informó que hoy existen 820 personas hospitalizadas en UCI, con 88 en estado crítico.

Según Luis Castillo, coordinador nacional de camas críticas del Ministerio de Salud, las ciudades norteñas de Antofagasta e Iquique habrían llegado al 100% de ocupación.

Además de la presión a la que se ven sometidos, los trabajadores de salud de las UCI también están afectados por el aislamiento de sus familiares para evitar posibles contagios.

“El personal de las UCI ha estado sometido a una fuerte presión, no solo laboral, también afectiva. Muchos decidieron alejarse de sus familias para cuidarlos, y eso tuvo un tremendo impacto. Esa soledad y el alejamiento de sus seres queridos añaden más ansiedad y pena que muchas veces agudizan esta situación”, señaló Acuña.

El presidente de la Sochimi advirtió sobre las implicaciones que tendría una segunda ola de contagios en el sector de las UCI, ya que el personal presenta ahora un desgaste importante.

“Este desgaste efectivamente puede complicarnos a la hora de abrir nuevos cupos en las UCI e igualar los que tuvimos en el primer pico, porque las personas que ya están con un estrés laboral importante y burnout desarrollado tienen más riesgo de progresar a problemas psicológicos más serios y, por lo tanto, tomar licencias médicas prolongadas”, indicó Acuña. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?