General Motors, Tesla y Ford fabricarán respiradores en EEUU

General Motors, Tesla y Ford fabricarán respiradores en EEUU

Lo anunció Donald Trump para enfrentar la escasez. En Estados Unidos la pandemia ya causó 371 muertes y hay 29.235 casos confirmados.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, anunció este domingo que las gigantes automotrices General Motors y Ford, y el conglomerado tecnológico y automovilístico Tesla, fabricarán respiradores de soporte vital para enfrentar la escasez provocada por la pandemia del coronavirus, que ya causó 371 muertos y 29.235 casos confirmados.

Las nuevas cifras, que surgen de la última recopilación de la CNN en base a los sistemas públicos sanitarios, corresponden a los 50 estados, Washington D.C. y otros territorios de ultramar, así como los casos de repatriados que han vuelto al territorio estadounidense.

El último balance, de ayer, apuntaba a al menos 25.000 casos y unos 300 fallecidos, lo que supone un importante incremento en las últimas 24 horas a pesar de las restricciones impuestas por las autoridades para evitar contagios, recogió la agencia de noticias Europa Press.

"Ford, General Motors y Tesla tienen el visto bueno para fabricar ventiladores y otros productos metálicos, ¡RÁPIDO!", escribió el mandatario en Twitter, apenas cinco días después de firmar la Ley de Producción de Defensa, que le permite imponer a la industria privada qué producir en momentos de crisis, una ley que data de 1950 en plena Guerra Fría.

Hasta ahora Trump sostenía que cada estado debía procurarse como pudiera los suministros y equipo médico que necesitaban para enfrentar la pandemia.

Ayer el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, había pedido otra vez a las autoridades federales que aumenten el suministro de respiradores en el estado, en donde ya se registran más de 10.000 casos de infectados.

"Necesitamos 30.000 respiradores (de asistencia pulmonar), solo tenemos 6.000. Por lo menos tenemos esos", declaró Cuomo, citado por la agencia de noticias Europa Press.

Además de enfrentar críticas por su escasa gestión nacional de la pandemia -las principales medidas de prevención como confinamientos generales fueron asumidas por los gobernadores-, Trump es muy cuestionado porque en 2018 su gobierno cerró la oficina especializada en la lucha contra pandemias de la Casa Blanca, lo que provocó que los especialistas que trabajaban allí renunciaran.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?