Chile puso fecha de apertura mundial de sus fronteras

Chile puso fecha de apertura mundial de sus fronteras

Será desde el 23 de noviembre. Los turistas extranjeros solo podrán ingresar de momento por el aeropuerto Arturo Merino Benítez, que sirve a Santiago de Chile, aunque con el paso del tiempo se irán abriendo otras terminales aéreas.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

Chile, uno de los pocos países de la región que aún mantiene sus fronteras cerradas, anunció este jueves que permitirá la entrada de turistas de cualquier nacionalidad a partir del 23 de noviembre, sin necesidad de cumplir cuarentena pero con la obligación de presentar un PCR negativo.

Los turistas extranjeros solo podrán ingresar de momento por el aeropuerto Arturo Merino Benítez, que sirve a Santiago de Chile, aunque con el paso del tiempo se irán abriendo otras terminales aéreas y portuarias por todo el país, según publicó el Diario Oficial.

Antes de embarcarse a Chile, deberán rellenar una declaración jurada que detalle su origen y destino, así como su condición de salud y la eventual presencia de síntomas atribuibles a la covid-19, y tendrán que presentar además un examen PCR con resultado negativo, cuya antigüedad sea menor a 72 horas "en un laboratorio reconocido por la autoridad sanitaria local".

El cierre de fronteras decretado el pasado 17 de marzo, durante el que solo podían ingresar nacionales y extranjeros residentes, ha afectado con fuerza a la industria del turismo, que ya perdió la temporada de esquí y ahora espera remontar las millonarios pérdidas con el inicio del verano austral.



De acuerdo a la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), en 2019 llegaron cerca de 4,5 millones de visitantes extranjeros y durante la pandemia se perdieron la mitad de los empleos de la industria, lo que equivale 300.000 trabajadores.

El parque nacional de Torres del Paine, una de las áreas más turísticas del país ubicada en la Patagonia, anunció también este jueves que abrirá sus puertas el 26 de noviembre tras casi ocho meses cerrado.

La pandemia lleva meses retrocediendo en Santiago, que fue el principal foco del país, aunque preocupan algunas regiones del sur, como Los Ríos, La Araucanía, Aysén y Magallanes, que es la puerta chilena a la Antártida y sigue presentando la tasa de incidencia por 100.000 habitantes más alta a nivel país.



Las autoridades sanitarias informaron además que en las últimas 24 horas se registraron 1.631 nuevos casos y 66 fallecidos, lo que eleva el balance total desde marzo a 526.438 contagiados y 14.699 muertos.

Chile, que se encuentra con toque de queda nocturno y bajo estado de excepción por catástrofe hasta mediados de diciembre, está entre los 20 países con más infectados del mundo, según la estadounidense Universidad Johns Hopkins.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?