Bolsonaro vs. Biden: una enemistad cantada

Bolsonaro vs. Biden: una enemistad cantada

Ninguneo y amenazas del mandatario brasileño Jair Bolsonaro para el nuevo presidente norteamericano electo Joe Biden.

MDZ Mundo

MDZ Mundo

“Cuando se acaba la saliva, hay que tener pólvora“, disparó fiel a su estilo Jair Bolsonaro durante un acto frente a empresarios de su país.

El provocador mandatario brasileño estaba respondiendo así a las advertencias por parte de Joe Biden, el nuevo presidente electo de Estados Unidos, acerca de las posibles sanciones comerciales y económicas contra Brasil si no se tomaban medidas para frenar los incendios en el Amazonas.

Sin nombrar al demócrata Joe Biden, a quién aún no felicitó formalmente, el jefe de Estado sudamericano Jair Bolsonaro se refirió a que a veces “la diplomacia no es suficiente“. 

En lo que es casi un conflicto programado que no sorprende a nadie, aparece en escena uno de los primeros temas en discordia entre los dos mandatarios líderes de dos regiones clave para la economía y el poder mundiales.

Bolsonaro prosiguió su discurso elevando el tono y sin omitir calificativos homofóbicos, minimizando la pandemia y siguiendo los lineamientos de oratoria de su admirado Donald Trump, el saliente presidente americano, a quien apoyó desde Twitter al inicio de la contienda por el conteo de votos. 

“Todo es pandemia. Hay que acabar con eso. Lamento los muertos, los lamento. Todos nos vamos a morir algún día“, y continuó: “Tienen que dejar de ser un país de maricones“, gritó ante el público integrado por empresarios de elite, algunos de los cuales fueron los más afectados como los del rubro turístico.

El Coronavirus ya dejó más de 162 mil muertos y 5,7 millones de contagios en Brasil. Ocupa el segundo lugar en cantidad de víctimas fatales y el tercero en cantidad de positivos a nivel mundial aunque varios expertos subrayan que existe un alto número de contagios sin ser informados por el gobierno brasileño. 

Joe Biden: en la otra vereda 

La posición de Biden fue clara durante su campaña. En el primer debate presidencial el 30 de septiembre el demócrata instó a que Brasil ponga fin a la destrucción del Amazonas y que el estado intervenga. De otro modo, dijo, “podría enfrentar consecuencias económicas significativas“.

Como representante de los sectores progresistas, no sólo retoma y da importancia a todo lo vinculado al Green New Deal sino que, además, se espera que trabaje acorde a las propuestas de campaña a favor de los derechos vinculados a la diversidad sexual, y tome más en serio las medidas sanitarias contra la pandemia de lo que lo ha hecho su predecesor Donald Trump.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?