Insólito: suspenden a un senador que escondió dinero entre sus nalgas

Insólito: suspenden a un senador que escondió dinero entre sus nalgas

El senador brasileño Chico Rodrigues, un aliado del presidente Jair Bolsonaro en el Congreso del vecino país, fue destituido de sus funciones y suspendido por 90 días, tras guardarse miles de reales en efectivo entre sus nalgas para ocultarlos de un operativo policial.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El senador brasileño Chico Rodrigues, un aliado del presidente Jair Bolsonaro en el Congreso del vecino país, fue destituido de sus funciones como vicejefe del bloque del oficialismo y suspendido por 90 días, tras guardarse miles de reales en efectivo entre sus nalgas para ocultarlos de un operativo de la Policía Federal durante un allanamiento.

La suspensión fue decidida por el presidente de la Suprema Corte Federal de Brasil, Luis Roberto Barroso, quien además envió el caso al Senado para que decida si Rodrigues finalmente es destituido.

"La gravedad específica de los delitos investigados también indica la necesidad de garantizar el orden público: el senador estaría usando su función parlamentaria para desviar dinero destinado a enfrentar la mayor pandemia de los últimos cien años, en un momento de severa escasez de recursos públicos y en el que el país ya tiene más de 150.000 muertos por la enfermedad", denunció el juez, citado por el diario Folha de Sao Paulo.

El fallo del tribunal se dio a conocer luego de que Bolsonaro destituyera hoy a Rodrigues, su amigo y aliado del partido derechista Demócratas, de la función de vicejefe del bloque del Gobierno en el Congreso. A su vez, el mandatario brasileño se despegó del escándalo y dijo que su gestión lucha contra la corrupción, aunque ambos políticos mantenían encuentros frecuentes y el año pasado el senador incluso formó parte de la comitiva presidencial que viajó a Israel.

Incluso Bolsonaro grabó recientemente un video junto a Rodrigues diciendo que su relación con él era "casi una unión estable", a la vez que el senador contrató como empleado parlamentario en su despacho a Leonardo de Jesus, primo de los hijos del presidente.

De acuerdo con fuentes policiales citadas por la agencia de noticias Télam, el legislador guardó 30.000 reales (alrededor de 6.000 dólares) entre sus nalgas e incluso dentro del ano durante un allanamiento realizado por la Policía Federal por orden del Supremo Tribunal Federal, en virtud de una investigación por fraude en gastos parlamentarios destinados a combatir la pandemia del coronavirus.

El operativo ocurrió ayer en la ciudad de Boa Vista, capital del estado de Roraima, mientras el mandatario daba un discurso ante empresarios en el que afirmó que iba a pegarle una patada en el cuello a cualquier sospechoso de corrupción en su gestión. "El operativo es un motivo de orgullo para mi Gobierno, que no tiene un caso de corrupción. El Gobierno son mis ministros, los funcionarios en las empresas estatales y en los bancos, eso es el Gobierno", dijo.

Bolsonaro explicó que el procedimiento fue fruto de una denuncia de la Contraloría General de la Unión sobre supuestos fraudes en contratos para contratar servicios de salud con partidas presupuestarias que se le otorgan a cada parlamentario. "Lamento el desvío de recursos porque cuando se desvía dinero de la salud personas mueren", dijo el presidente ultraderechista al hablar con militantes en la puerta del Palacio de la Alvorada, residencia presidencial.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?