Saludos sin contacto físico en el mundo

Saludos sin contacto físico en el mundo

La propagación del coronavirus está cambiando las formas de interacción, una de ellas es cómo nos saludamos. Estos son algunas salutaciones sin contacto de diversas culturas.

MDZ Trip

Las personas de muchas partes del mundo han tenido que cambiar el apretón de manos, el abrazo y el hongi (un saludo tradicional maorí en el cual se juntan las narices) por gestos menos riesgosos que eviten la propagación del coronavirus.  La crisis del COVID-19 está cambiando las formas en que interactúan las personas y sus hábitos; sin embargo ,muchas culturas hace años ya tienen saludos sin contacto que responden a sus creencias y tradiciones.

El namasté de la India a Nepal

Seguro hayas oído la palabra “namasté” acompañada del mudra (gesto) de palmas unidas apuntando hacia arriba. En la cultura popular occidental, este saludo suele utilizarse de forma inapropiada y muy diferente a sus antiguos orígenes espirituales.

La palabra sánscrita quiere decir “te reverencio”, cuando alguien realiza el saludo de namasté, inclina la cabeza frente a la otra persona como si expresara: lo Divino en mi interior se inclina ante lo Divino que hay en ti. Se considera una señal de respeto y gratitud.

El wai en Tailandia

El saludo típico de Tailandia, el wai, también consiste en inclinar suavemente la cabeza con las manos juntas, lo que pone en evidencia la influencia del hinduismo y el budismo en la cultura tailandesa pasada y presente.

Además de utilizarse en la práctica espiritual y como saludo, el wai tailandés también se realiza en la danza, a la hora de pedir disculpas e incluso para evitar los ataques de matones en el patio del colegio.

Si se quiere expresar un nivel superior de respeto, se puede inclinar más y colocar las manos a mayor altura: al nivel del pecho para el saludo entre pares, al nivel de la cara cuando saludas a un superior o a un anciano y con los pulgares al nivel de la frente para mostrar el máximo nivel de respeto, algo que suele reservarse para los monjes y el rey.

La reverencia en Japón

La reverencia, que fue una práctica exclusiva de la nobleza hace más de mil años, hoy es el saludo gestual más común de Japón.

Inclinar el cuerpo y bajar la cabeza son gestos que expresan respeto hacia los demás. Cuando te inclinas, te inclinas con la cabeza hacia abajo. La intención, naturalmente, no es agredir ni atacar.

Para saludar el torso debe estar doblado 15 grados respecto de las caderas. Para honrar a un superior o saludar a un cliente, debe estar a 30 grados. Para mostrar tu dolor, respeto o disculpas más profundas, a 45 grados.

El saludo sin contacto en Zambia

Para decir “hola”, ahuecas las manos y aplaudes al tiempo que pronuncias “mulibwanji” (que significa “hola” y se usa en cualquier momento del día) o “mwakabwanji” (“buenos días”).

Ahora bien, si vas a conocer a tus suegros, el saludo será diferente. Ahuecas las manos como en el saludo general, te pones en cuclillas y das las palmadas en esta posición. Estarás expresando un mayor respeto al descender con el cuerpo mientras saludas.

Si vas a conocer a personas mayores, puedes saludar colocando las manos en el pecho y en el abdomen y doblando ligeramente las piernas, de forma similar a una reverencia.

Cuando viajamos debemos conocer previamente los códigos de cada cultura para respetarlos cuando estemos de visita en cada lugar. Ahora,además podemos imitar ciertos saludos y adaptarlos para saludarnos cumpliendo con el distanciamiento como prevención.

 

Fuente: National Geographic

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?