Los 10 pueblos más lindos de la Argentina, ¿cuántos ya conoces?

Los 10 pueblos más lindos de la Argentina, ¿cuántos ya conoces?

La Revista Lugares realizó una encuesta en su cuenta de Instagram en la cual sus seguidores votaron por aquellos sitios del país que más les gustan. En la nota la lista.

MDZ Trip

Argentina sorprende con lugares mágicos de norte a sur y de este a oeste. Cada pueblo se caracteriza por sus paisajes, su gente, su gastronomía y su cultura. La Revista Lugares, suplemento de viajes de La Nación, realizó una encuesta en su cuenta de Instagram en la cual sus seguidores votaron por los pueblos más lindos del país.

El ranking de los 10 pueblos más lindos de Argentina

Purmamarca

Purmamarca Argentina
Foto: Jujuy Turismo

Ubicada en Jujuy, su icónico Cerro de los Siete Colores logró posicionar a este pueblo a nivel turístico mundial. Su plaza poblada de artesanos, la hotelería de altísimo nivel y su gastronomía que fusiona los más ricos sabores del norte argentino con materias primas autóctonas como la quinoa, el amaranto y la carne de llama han sabido conquistar a los visitantes. Un clásico recomendado por los turistas que conocen el lugar es el Paseo de los Colorados.

Cachi

Cachi Argenitna

En este pueblo de Salta en 1978 se llevó a cabo el primer plan de preservación urbana, para proteger sus casas blanqueadas, los letreros en madera de cardón y los faroles presentes en sus calles coloniales. Se caracteriza por sus viñedos en altura (a 2.500 metros), por ejemplo en las bodegas Isasmendi y Miraluna.

El Chaltén

Conocido en el mundo entero por ser meca del trekking argentino. Este pueblo, ubicado en el Parque Nacional Los Glaciareses, es uno de los más jóvenes, no supera los 35 años. "Chaltén" significa montaña que humea,  los tehuelches, creyeron que se trataba de un volcán. 

Villa La Angostura

Uno de los pueblos más elegidos en los últimos años y el destino más exclusivo de los Siete Lagos. Después de la erupción del volcán Puyehue, que lo cubrió de cenizas en 2011, este rincón de Argentina renació. Las playas amplias y con agua clara color turquesa como en el Caribe. Las opciones para hospedarse son infinitas, hostales, resorts con spa, cabañas, hoteles familiares.

Tilcara

Ubicada en Jujuy este pueblo es la capital arqueológica del noroeste (por el célebre Pucará) y el mejor centro de servicios de la Quebrada. Ofrece posadas, restaurantes y peñas folclóricas, además de ser sede privilegiada del Carnaval. 

Iruya

Iruya

Uno de los pueblos más pintorescos del norte argentino. Está en Salta, pero se accede desde Jujuy. En el camino se sorprenderá con las vistas, sobre todo al atardecer, cuando el sol al despedirse pinta de colores los cerros. Al llegar lo primero que se deja ver a lo lejos es la iglesia amarilla de cúpula celeste que parece colgar de los cerros. 

San Antonio de Areco

Un pueblos muy elegido para las mini escapadas de aquellos que viven en Buenos Aires. Se encuentra a sólo 115 km de CABA, y conserva casi de manera intacta la tradición argentina. Sus habitantes han sabido alcanzar un equilibrio entre lo antiguo y las nuevas tendencias, atrae por su historia, su huella gaucha y pulperías, por su gastronomía y originales hospedajes. 

La Cumbrecita

La Cumbrecita

Esta porción de Córdoba hace muchos años supo entusiasmar a las familias de pioneros alemanes que veraneaban en sus tierras mucho antes de que hubiera asfalto y tantos turistas. Para aquellos amantes de la naturaleza, será un gran plan escalar las colinas de robles y abedules que llevan al arroyo Almbach o subirse al trencito de Peñón del Águila (parque con tirolesa, rappel, comidas y cerveza artesanal). 

San Martín de Los Andes

la temporada invernal en el cerro Chapelco y los veranos en el lago Lácar, lo convierten en lugar ideal tanto para visitar como para vivir. Sus infinitos paisajes, la casa de té Arrayán con una vista única desde las alturas, las playas de Quila Quina y de Yuco son algunos de los imperdibles. 

San Javier

En Córdoba también se encuentra este pueblo de Traslasierra. Los visitantes se encontrarán con casas de adobe, calles de tierra, fábricas de aceite de oliva y tres bodegas. Son muchos los que dejaron atrás la vida urbana para instalarse en este valle magnético y desarrollar emprendimientos ligados a la naturaleza. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?