Un año sin Débora Pérez Volpin: "Gracias por tu amor eterno"

El marido de la periodista compartió conmovedoras palabras en el aniversario de su muerte: "Sabemos la verdad y muy pronto esperamos la lógica justicia", declaró Enrique Sacco.

mdz show

Débora Pérez Volpin junto a su familia.

El 6 de febrero de 2018 Débora Pérez Volpin murió mientras le practicaban una endoscopía en el Sanatorio de la Trinidad de Palermo. A un año del fallecimiento de la periodista y diputada, su marido Enrique Sacco la recordó con un emotivo texto en el que se destacan su deseo de justicia y se muestra muy alejado de odios, rencores o venganza para con los médicos.

El texto se titula "Un año sin Débora" y fue publicado por el periodista en su cuenta de Instagram. Allí, describe cómo fueron estos doce meses desde la muerte de su mujer: "Un año de recuerdos felices. Sin la presencia de una mujer maravillosa pero conviviendo con el legado de tu amor eterno. Un año que la luz de tu belleza nunca permitió que se apagara y que incluso ilumina cada paso que doy".

Su primera cita y los momentos vividos juntos son los que lo acompañaron en este duelo que aún continúa: "¡Sigo adelante! Quizá muchos piensen o imaginen que no puedo estar sin vos. Quizá no sepan que estamos juntos".

A un año de su inesperado deceso aún no hay fecha de inicio para el juicio oral, que tiene como procesados por "homicidio culposo" a la anestesista Nélida Inés Puente y al endoscopista Diego Ariel Bialolenkier, quienes condujeron la práctica médica y aguardan en libertad la sentencia. Podrían recibir hasta cinco años de prisión.

UN AÑO SIN DÉBORA

Un año muy especial.

Un año de recuerdos felices. Sin la presencia de una mujer maravillosa pero conviviendo con el legado de tu amor eterno.

Un año que la luz de tu belleza nunca permitió que se apagara y que incluso ilumina cada paso que doy.

Un año alimentado por el hermoso repaso de nuestra primera y mágica cena. Y por cada uno de esos momentos que fluyen en la memoria.

Un año vestido por tu elegancia conceptual y espiritual, la que siempre traspasó la imagen y generó tan impresionante reconocimiento, llena de honestidad, inteligencia, humildad y simpatía. Todo eso que está impregnado en nuestros lugares.

Un año para parar, procesar y poder pensar en el tiempo en que vos y yo caminamos a la par, día a día.

La vida continúa sin odios ni rencores. Y sin intención de venganza. Hubo un hecho y hay pruebas contundentes. Sabemos la verdad y muy pronto esperamos la lógica justicia.

Nada será igual después de aquel 6 de febrero de hace un año pero vos estarás por siempre. Tu imagen radiante será imborrable.

Sigo adelante! Quizá muchos piensen o imaginen que no puedo estar sin vos. Quizá no sepan que estamos juntos.

Débora, un año sin vos.

Débora, un año con vos.

Gracias por tu amor eterno.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?