Revelan estremecedores detalles de los momentos previos al suicidio de Robin Williams

Revelan estremecedores detalles de los momentos previos al suicidio de Robin Williams

Susan Schneider, la viuda del actor, habló de la agotadora lista de padecimientos que atravesó su pareja, quien recibió un diagnóstico equivocado sobre la enfermedad que lo aquejaba.

MDZ Show

MDZ Show

A ocho años del suicidio de Robin Williams, su viuda reveló estremecedores detalles de los momentos previos al dramático final del actor, que atravesaba una delicadísima situación de salud.

Si bien trascendió que Robin Williams batalló contra un tiempo contra una enfermedad llamada Demencia de Cuerpos de Lewy, en estos días Susan Schneider, contó cómo fueron los últimos meses de vida de su pareja.

La viuda del astro de Hollywood detalló que todo comenzó cuando él empezó a quejdarse de un “malestar estomacal”, síntoma al que le siguió un temblor en su mano izquierda. 

A medida que pasaban las semanas, Williams atravesó una serie de dolencias aparentemente inconexas, a las que se sumaron calambres estomacales, problemas digestivos, acidez estomacal, problemas en la vista y pérdida del olfato. 

Susan Schneider junto a Robin Williams.

Mientras los médicos demoraban en establecer un diagnóstico preciso para Robin Williams, el artista empezó a desarrollar trastornos en el sueño. “Fue como un desfile interminable de síntomas, y no todos se hacían presentes a la vez. ‘¿Qué síntoma le toca este mes?’ Llegué a preguntarme si mi marido era hipocondríaco. Acudimos a todo tipo de especialistas, pero no había respuestas. Lo intentamos todo”, aseguró Schneider.

La Demencia de Cuerpos de Lewy es una enfermedad neurodegenerativa que es señalada como la tercera causa de demencia después del Mal de Alzheimer y la demencia vascular. Sin embargo, el único diagnóstico que recibió Robin Williams en vida fue el de Mal de Párkinson.

Además, la viuda del actor recordó que los doctores les indicaron dormir en camas separadas para que ambos puedan descansar mejor, debido al insomnio que padecía Williams. “Él me dijo, ‘¿esto significa que estamos separados?’ Ese fue un momento shockeante, el instante en que te das cuenta que hay una especie de abismo entre vos y tu mejor amigo, tu compañero, tu amor. Ves realmente dónde se genera, pero te das cuenta que no está basado en la realidad. Fue un momento muy difícil”, expresó dolida la mujer.

Tras la muerte de Robin Williams, Susan Schneider se propuso hacer todo lo posible para que esta "enfermedad fantasma" sea diagnosticada lo antes posible, para que así los pacientes no reciban veredictos errados como el que le dieron a su pareja. 

Finalmente, la viuda destacó: “Había un problema de enfoque que lo frustraba, había problemas asociados con cómo se sentía y también desde una perspectiva neurológica no se sentía bien. Estaba muy incómodo. Esas drogas [las que le daban para combatir el Parkinson] no son una broma. También son muy duras para la mente y el cuerpo”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?