Cuál es el pacto que firmaron Eduardo Feinmann y Jorge Lanata para convivir en radio Mitre

Cuál es el pacto que firmaron Eduardo Feinmann y Jorge Lanata para convivir en radio Mitre

Los periodistas sellaron un acuerdo íntimo y privado para evitar los conflictos.

MDZ Show

MDZ Show

En el panorama de los medios tradicionales, que todavía resisten a las nuevas tecnologías y que traccionan un público amplio se encuentra la radio AM. Ese vestigio de comunicación tan poderoso, que ha marcado generaciones enteras y que permanece como un canal de fidelidad de los oyentes.

En el abanico de figuras que mueven la aguja se encuentran Jorge Lanata y Eduardo Feinmann. Justamente, el ex C5N pateó el tablero este 2022 al abandonar Rivadavia y aceptar el desafío de desembarcar con todo el grupo Clarín, para desarrollarse en Mitre y TN.

La historia de la emisora que ocupa el dial 790 posee un trasfondo peculiar. Feinmann fue elegido por las autoridades para cubrir el espacio vacío que dejó Marcelo Longobardi, ese conductor que creó un éxito rotundo durante añares, que se transformó en un líder y abasteció de rating a Mitre.

El conductor se cansó de varias actitudes, de comportamientos y de situaciones conflictivas, principalmente motivadas en los cruces picantes que experimentó con Lanata en los pases de un programa a otro. En ese espacio se produjeron discusiones y sobre todo ambos se acusaron de robarle tiempo al otro.

Ese entuerto derivó en la decisión de Longobardi de abandonar Mitre y mudarse a CNN. Una movida que generó dificultades y que se robó la atención de los especialistas en la radio, por toda la significancia que acarreaba esta determinación de perder a una figura.

Atentos al devenir de esta problemática, en la radio del grupo Clarín optaron por convocar a Feinmann y sobre todo procuraron todos los mecanismos para evitar que se repitiera el conflicto con Lanata. De esa manera, Eduardo y Jorge firmaron, metafóricamente, un pacto de no agresión.

La única exigencia que tiró sobre la mesa Lanata se relacionó con la puntualidad, por eso le solicitó de manera tajante a Feinmann que no se atrase ni un segundo en cerrar su ciclo, para que no pierda tiempo en el desarrollo de su programa diario.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?