¡De no creer! Nicolás Cabré reveló que se hizo amigo de una "empanada": "Le puse nombre y..."

¡De no creer! Nicolás Cabré reveló que se hizo amigo de una "empanada": "Le puse nombre y..."

El actor compartió una desopilante anécdota que dejó a todos boquiabiertos.

MDZ Show

MDZ Show

Nicolás Cabré estuvo como invitado en el programa “Día Libre”, de Cecilio Flematti, en Radio Metro, y se animó a revelar una insólita historia: contó que adoptó y bautizó a una empanada que mantuvo guardada durante años en el freezer.

Aunque sonara difícil de creer y por mucho que pareciera un chiste el inicio del relato, el actor confesó los detalles del desopilante y afectuoso vínculo que mantuvo con la empanada. “Yo no sé si es un TOC o producto de mi idiotez”, aclaró antes de arrancar.

“Tenía una empanada que me quedó en la heladera. Tenía veinte años más o menos. No me di cuenta, quedó ahí, una empanada de pollo era. Todos me decían si podían comer la empanada y yo empecé a joder diciendo: ‘Dejala, yo la quiero, no sé’. Y quedaba ahí”, contó Nicolás Cabré.



“Yo jodía con que era mi amiga. Y al final le terminé tomando cariño. La tuve ahí impecable, parecía una escultura y llegó un momento que me tuve que mudar y una de las problemáticas era saber qué hacíamos con la empanada”, continuó, ante las risas de todos los presentes.

“Mi vieja me dijo: ‘La empanada se va a la basura’. No lo podía creer”, agregó Cabré, a quien le preguntaron cuánto tiempo estuvo la empanada en la heladera. “Y, estuvo bastante tiempo”, respondió, entre risas.

Sobre las insólitas y desde ya increíbles razones por las que mantuvo a la empanada tanto tiempo en la heladera, el actor no explicó que todo surgió como una broma, pero que después verdaderamente comenzó a sentir un cariño por ella.



“Lo que arrancó como un chiste, pasó a ser verdad. En algún lugar la consideraba mi amiga. La defendí bastante. Estaba impecable como el primer día y no resistió la mudanza la pobre. Me pasa a veces de empezar jodiendo y terminar poniéndole nombre y tomándole cariño a algo”, comentó.

Por último, también reveló que le sucedió algo similar con un patito de plástico que llevaba la pastilla de cloro en la pileta. “Y una vez, jodiendo sacándonos una foto, dije: ‘Agarremos al pato’. Y después salía en todas las fotos. Entonces pasó a llamarse Jeremías. Ya era parte de la familia. La foto era con Jeremías. Medio que le termino tomando cariño a algunas cosas. Un idiota, ¿no?”, cerró Cabré, con mucho humor.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?