Natalia Cociuffo y el fenómeno teatral que celebra diez temporadas

Natalia Cociuffo y el fenómeno teatral que celebra diez temporadas

La reconocida actriz y cantante protagoniza Casi Normales, el ovacionado musical que cuenta la historia de una mujer con trastorno bipolar y cómo la enfermedad repercute en su familia. La obra se presenta hasta fines de febrero en el Teatro Neptuno de Mar del Plata.

Pablo Gordon

Pablo Gordon

Una década tuvo que pasar para que a la actriz y cantante Natalia Cociuffo se le cumpliera el sueño de interpretar a Diana Goodman, la protagonista de Casi Normales. “No había podido ir a la audición porque estaba haciendo otras cosas y siempre me había quedado como pendiente. Cuando fui a ver la obra dije ‘ay, ¡qué lindo’. Bueno, me pasó diez años después, en algún momento me sucedió y fue como divino”, reconoce en diálogo con MDZ.

Fue en enero de 2012 cuando el musical, que nació en el Off Broadway de la mano de Brian Yorkey y Tom Kitt, aterrizó en Buenos Aires. En ese entonces, el elenco lo conformó Laura Conforte, Alejandro Paker, Florencia Otero, Matías Mayer, Mariano Chiesa y Fernando Dente. A través de poderosas melodías, cuenta la historia de una mujer con trastorno bipolar y cómo repercute la enfermedad sobre su familia. Toca de cerca temas como el suicidio, el abuso de psicofármacos, la ética en la psiquiatría moderna y las pérdidas, entre otros.

Casi Normales celebra su décima temporada en Mar del Plata con un renovado elenco / Foto: Gabriel Machado

En poco tiempo, logró convertirse en un clásico de la cartelera porteña y en Argentina, alcanzó algo que en ningún otro país en los que se presentó pudo: mantenerse vigente tantos años. Y, ¿cuál es el secreto del gran interés del público local por este musical? Cociuffo responde: “La gente se siente muy empatizada porque si bien parece que está basado en la historia de una mujer que es bipolar, que tiene una enfermedad… va más allá de eso. Habla de vínculos, de una familia, de un mensaje de fondo y lo que nos impone una sociedad que establece que ser normal es lo ideal”.

Y continúa: “Al teatro vienen familias enteras. Es muy sanadora la obra y además, la música es impresionante, al igual que los textos. Hay una frase muy hermosa que la hija le dice a la madre: ‘ser normal no me interesa, pero si ser casi normales’. Eso es tan universal que conmueve a todo el mundo”.

En su décimo aniversario, Javier Faroni (productor general) y Pablo del Campo (productor ejecutivo) eligieron Mar del Plata para celebrar semejante hito. Es que no es común que un musical -y dramático- cumpla tantas funciones y tenga una legión de fieles fanáticos que vayan a hacer catarsis una y otra vez. Así es como convocaron a Julio Panno para la dirección de esta renovada puesta en la que nuevos actores se incorporaron al elenco. Además de Cociuffo, se sumaron Dan Breitman e Iñaki Aldao que comparten escena con Martín Ruiz, Manuela Del Campo y Máximo Meyer, quienes ya fueron parte de temporadas anteriores.

Cociuffo y Breitman en escena / Foto: Instagram

En el caso de Natalia, ella venía de romperla en Los Monstruos, una de las obras de teatro musical argentinas más premiadas de los últimos años, de trabajar en ShowMatch y tuvo que sortear varios desafíos. “Es una máquina que viene funcionando a mil kilómetros por hora. Me subí y tuve que aprender una partitura y un guión en tiempo récord. Venía subida a otro caballo de mi vida personal y profesional, galopando a otro ritmo. Fue muy difícil. Tenía mucha presión de adaptarme al ritmo de ellos, de no fallarles, de ajustar y ser precisa en muy poco tiempo. Cada noche tengo que estar muy atenta y concentrada. Es una partitura muy precisa en la que tengo que estar muy al servicio del personaje. No puede volar una mosca porque si pasa algo... se descalibra todo como efecto dominó”. Y sin vacilar, agrega: “Igual es una linda presión”.

Cociuffo cuenta con una larga trayectoria artística (Chicago, Piaf, Por Amor a Sandro, Camarera y Ghost, por nombrar algunos musicales) y se ha puesto en la piel de decenas de personajes. Sin embargo, de todos los papeles que interpretó, este ha sido, hasta el momento, el más complicado. “Como artista, es el trabajo más complejo y de mayor aprendizaje que me tocó. Es difícil por tocar de cerca la salud mental, que es algo que recién ahora estoy explorando”, admite.

Por último, expresa: “Diana me deja esta cosa de observar cómo es esto de las personas que tienen una enfermedad y que, a veces, manipulan con ella. Es como ¡wow, qué locura!”.

Para agendar

Casi Normales / Foto: Gabriel Machado

Casi normales

De miércoles a domingo (hasta fines de febrero), 22 horas, en Teatro Neptuno (Santa Fe 1751, Mar del Plata).

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?