Los Monstruos: el musical que aterriza en Mendoza para hablar sin tabúes

Los Monstruos: el musical que aterriza en Mendoza para hablar sin tabúes

Hoy se presenta en el Teatro Mendoza el espectáculo que trascendió la cartelera porteña y se convirtió en un suceso teatral. Gonzalo Bendelé, protagonista de esta versión, charló con MDZ sobre su carrera, la expansión de este género en la provincia y el ambicioso estreno.

Pablo Gordon

Pablo Gordon

“A los 16 años tuve la oportunidad de hacer mi primer musical infantil y a partir de ahí, no paré de hacer teatro”, cuenta el actor y docente Gonzalo Bendelé quien hace más de 15 años decidió especializarse en el género. Por entonces, en Mendoza aún no había muchos espacios de formación en teatro musical, por ello partió hacia Buenos Aires con ansias de adquirir nuevos conocimientos y experiencias. Lo logró y como quien no quiere la cosa, terminó volviendo a sus pagos a sembrar un poco de lo mucho que aprendió.

Esta noche, enfrentará uno de los desafíos más grandes de su prolífica carrera: representar una de las obras de teatro musical argentinas más premiadas de los últimos años, Los Monstruos. ¿Cuál es el secreto de este espectáculo para haber trascendido la cartelera porteña y convertirse en un suceso teatral? Es simple: toca temas con los que todos se sienten identificados y los fusiona con la dosis justa de canciones. Habla sobre la crianza de los hijos y lejos de romantizar esta idea, la muestra de una manera cruda, sin bajadas de línea ni miedo a los tabúes.

Foto: Dmetra

En Mendoza, el reto de montar semejante puesta lo asumió el actor y director Martín Chamorro quien convocó a dos referentes del género. Junto a Bendelé, en escena estará la actriz y cantante Claudia Racconto, quien en reiteradas ocasiones ha sorprendido con su versatilidad artística. A ellos se le suman los músicos Nicolás Bendelé (guitarra y producción musical) y Marcelo Adaro (piano), quienes tocarán en vivo.

Sobre su carrera, la expansión del musical en la provincia y el gran estreno que tendrá lugar hoy a las 21 horas en el Teatro Mendoza, charló Bendelé con MDZ.

- Tenés una amplia trayectoria en el teatro musical, ¿qué fue lo que te llevó a incursionar en él?

- Desde muy chico tuve contacto con el musical. Parte de mi infancia la vivimos con mi familia en Buenos Aires. Mi padre, José Armando Bendelé (cantautor mendocino), participó en importantes musicales como el ‘Diluvio que viene’ y ‘Jesucristo Superstar’. Desde niño pude ver no solo estas obras sino muchas otras que estaban en la cartelera porteña. De pequeño tengo recuerdos de cuando veíamos a Hugo Midón en ‘Vivitos y coleando’ y también de otros musicales como ‘Cats’. Con mi hermano jugábamos a representar escenas de las obras. Recién en la adolescencia, ya en Mendoza, lo miré al género con un interés un poco más profundo y en esa época escuchaba mucho los CDs de los musicales de Cibrian-Malher. En el colegio se estilaba representar esas obras, en playback, y yo participaba. A los 16 años, con un elenco profesional conformado por mi padre, tuve la posibilidad de hacer mi primer musical de género infantil: ‘Pinocho una historia de sueños’.  De allí en adelante no paré de hacer teatro.

- Te perfeccionaste en Buenos Aires y también diste clases en importantes academias, ¿qué hizo que decidieras retornar a Mendoza?

- En el 2006, habiendo finalizado mi cursado en la carrera de teatro de la UNCuyo me fui, por primera vez solo, a Buenos Aires en busca de perfeccionamiento en el género musical. En esa época no había mucho donde formarse en Mendoza específicamente. Estudié en importantes escuelas como Act and Art y en el Estudio de Reina Reech, en el cual trabajé también dando clases. Allí coordiné una de las sedes de la Escuela de Valeria Lynch y di clases en varios estudios más como el de Flavio Mendoza. A la par hacía teatro y shows para eventos. En 2013, en Mendoza estaba funcionando un proyecto de formación llamado Uptempo el cual co-dirigía desde allá. En el verano de ese año vine con la intención de estar solo unos meses para ver cómo avanzaba y fueron apareciendo en el camino otros proyectos que me interesaron mucho. Casi sin querer me fui quedando. Se entrelazaron más propuestas y cuando me di cuenta, ya estaba otra vez instalado acá. Sigo manteniendo mucha conexión con Baires y no descarto volver a actuar allá o desarrollar otros proyectos.

- ¿Cómo ves el género hoy en la provincia?

- Ha crecido mucho desde aquella época en que me fui. Hay más producciones y también más artistas, sobre todo jóvenes que se interesan por el musical. Esto lo generó la aparición de las escuelas de comedia musical. Sigue siendo difícil el género por la preparación que requiere de los artistas, lo técnico y lo costoso que es producir estas obras. La preferencia del público por el género aún no está asentada del todo, pero cada vez se acercan más. De a poco se va entendiendo el código y eso nos exige mejorar las propuestas.

Foto: Dmetra

- ¿Qué desafíos se te presentaron con el espectáculo de 'Los Monstruos'?

- La obra es desafiante por donde la mires. Para nosotros -los intérpretes- a nivel técnico es exigente tanto actoralmente como vocalmente. No solo por lo cantado sino por la construcción de las distintas voces de los personajes que vamos interpretando. Musicalmente también es compleja; el trabajo que han realizado los músicos es titánico, pero por suerte, con un gran resultado. Los monstruos es una obra que dentro del ámbito musical es muy conocida y codiciada. Poder hacerla es un “lujo” que nos estamos dando. Tuvimos que laburar sobre un material que tenía una vara muy alta, la versión de Buenos Aires cosechó muchísimos premios y elogios (Nota del R: la obra creada por Emiliano Dionisi y Martín Rodríguez fue interpretada por Mariano Chiesa y Natalia Cociuffo, dos grandes exponentes del género en Argentina). Esto nos asustaba un poco al principio, pero también fue un impulso. Creo que hemos logrado una versión propia que tiene muchísima fuerza y calidad.

- ¿Qué características tiene este musical para atraer a espectadores que no conocen sobre el género?

- Tiene una medida justa entre texto y canciones. Muchos espectadores, a veces, no bancan obras musicales que son cantadas de principio a fin. En esta, las canciones no incomodan a esos espectadores, sino que potencian a los personajes y a la historia. Todos se sentirán reflejados en algún punto con los personajes ya sean padres o hijos. Es una obra con mucho humor, pero también con un trasfondo que los va a dejar pensando mucho. Van a querer verla más de una vez.

Los Monstruos

Esta noche, 21 horas, en el Teatro Mendoza (San Juan 1427, Ciudad). Las entradas ($500) se pueden conseguir en AndesTicket.online o en la boletería de la sala.

Próxima fecha: domingo 11 de Abril, 21 horas, en Teatro Independencia (Chile y Espejo, Ciudad).

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?