MIguel Ángel Solá habló del accidente que sufrió en la calle: "Mi hija gritaba pidiendo ayuda"

MIguel Ángel Solá habló del accidente que sufrió en la calle: "Mi hija gritaba pidiendo ayuda"

El actor argentino protagonizó una fuerte caída, y ahora está en recuperación. Sobre los dolores que sintió, especificó: "Era espantoso. Me dieron de todo, hasta morfina".

MDZ Show

MDZ Show

Hace diez días, el actor Miguel Ángel Solá sufrió un accidente en la calle en Madrid, y tuvo que ser internado por una lesión en una pierna. Actualmente, el artista se encuentra en recuperación y tuvo que suspender algunas semanas las funciones de la obra de teatro Doble o nada, que protagoniza junto a su pareja, la actriz Paula Cancio.

En diálogo con el programa Mientras tanto, que conduce la periodista Marcela Coronel por Mucha Radio FM. Desde su casa, Solá dio detalles del percance y su cuadro de salud. “Estoy muy cuidado, querido y mimado. Tengo que hacer reposo. Iba caminando con mi enana [su hija Adriana, de 7 años] y tuve un accidente en la calle. Yo le iba diciendo cómo me gustaba tener su mano en la mía cuando la llevo al colegio y de repente desaparezco de plano. Me tropecé con un cosito de nada. Iba totalmente distraído, agarré el único pozo de esa avenida y me caí. Sentí un dolor muy fuerte, mi hija gritaba pidiendo ayuda, no me podía levantar”, reveló el actor.

Luego detalló qué sucedió cuando llegó la ambulancia al lugar del accidente. “Me hacían preguntas rarísimas. No perdí el conocimiento. Me llevaron al hospital y fue durísimo. Me daban unos calambres terribles, un dolor... Me encogían la pierna, me llevaban la rodilla hasta la mandíbula y me hicieron una tomografía. Llevaba dos días internado en un hospital saturado por el coronavirus. Lo que ha cambiado la actitud de la gente con esto del coronavirus, es otro mundo”, comentó el actor argentino.

Sobre los dolores, Solá precisó: “Era espantoso. Me dieron de todo, hasta morfina, no había manera de que me calmara. Las contracciones de la pierna eran muy fuertes, unas 50 por día. Me preparan para quirófano, 12 horas sin comer ni tomar agua, y de repente: contraorden. Me traían un paño con agua y al día siguiente lo mismo: me preparan para el quirófano y otra vez se retractan. Me estaba muriendo de sed. Me dicen que en el TACC la rotura no estaba clara. Tercera vez, me hacen otro estudio y determinan que no es operable”, detalló sobre la rotura en la cabeza del fémur que se le detectó.

Luego, el artista se refirió a las dificultades económicas derivadas de la pandemia. “Cualquiera quiere vivir honestamente de lo que sabe hacer. El año pasado fue una acumulación de deudas, que íbamos a empezar a pagar. En tres semanas ya habíamos llenado el teatro y teníamos una venta adelantada insólita en estos tiempos. Y Doble o nada se había transformado en el espectáculo más recomendado de todas las redes. Significaba mucho dinero. Estábamos muy contentos. Sí hemos logrado que quien lleva el teatro haga un contrato con otro espectáculo hasta que nosotros podamos volver”, especificó.

Finalmente, Miguel Ángel Solá llevó un mensaje tranquilizador para el público argentino. “Por si se corrió algún raro rumor: estoy bien. Me estoy recuperando, es doloroso, me molesta, me cagó la vida -porque habíamos vuelto a ganarnos el pan con mucho orgullo-, pero haré todo lo posible para que no se agrave esto”, enfatizó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?