Los motivos por los que Eiza González pidió no usar maquillaje en "Descuida, yo te cuido"

Los motivos por los que Eiza González pidió no usar maquillaje en "Descuida, yo te cuido"

La mexicana Eiza González protagoniza una comedia de humor negro y tomó decisiones sobre su personaje.

MDZ Show Global

La actriz Eiza González se lució en la película “Descuida, yo te cuido” de Netflix, una dura comedia de humor negro y anota otro importante proyecto en su carrera. Pero un detalle trascendió en los últimos días: pidió no usar maquillaje para interpretar a su personaje Fran.

Esto no fue una decisión al azar o un descuido. La mexicana de 31 años contó que la idea era hacer una diferencia entre su personaje, una mujer desordenada, y su novia Marla (interpretada por Rosamund Pike), que tiene una mayor claridad en su vida.

Foto: Eiza Gonzalez

"No puedo atribuirme todo el mérito porque es un equipo creativo y por eso es increíble trabajar con un vestuario, un maquillaje, un cabello increíble, la visión de un director", explicó al medio Collider, y agregó: "Puedes verlo, la película está muy estilizada y tiene polos opuestos y queríamos mantener eso. Hacerlo icónico, pero en su propio pequeño mundo y se adapta a sus personalidades".

Aunque rechazó de una manera educada a las maquilladoras, confesó que se "sintió mal", pero que no creía que su personaje debía usar maquillaje: "Entiendo, pero Fran es una persona que proviene de una fianza. Es una mosca en la pared. No quiere que la vean y no se siente cómoda en su propia piel".

Eiza González cautivó a su país natal con este proyecto y su intención fue tomar un poco de protagonismo en las decisiones de la producción sobre su personaje: "Creo que para mí, sobre todo mi experiencia como las cosas que he hecho y las cosas por las que la gente escoge, existe esta idea predispuesta de que tengo que ser bella o los estereotipos que a la gente le gusta ponerme".

Foto: Eiza Gonzalez

¿De qué se trata "Descuida, yo te cuido"?

La película "Descuida, yo te cuido" (I Care a Lot) narra la historia de Marla y Fran, dos tutoras legales de personas jubiladas que tienen como objetivo robarles las propiedades, subastar sus pertenecías y quedarse con sus ahorros bajo métodos sospechosos pero legales. Pero no son solo socias, también son pareja.

Jennifer Peterson es una de sus víctimas. La mujer no tiene familia ni herederos, lo que la convierte en un blanco perfecto, pero hay un dato que no tuvieron en cuenta: tiene conexiones con un gánster y deberán estar a su mismo nivel para ganarle.

Foto: Eiza Gonzalez

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?