El estilo de Rosamund Pike en "Descuida, yo te cuido" marcó un antes y un después

El estilo de Rosamund Pike en "Descuida, yo te cuido" marcó un antes y un después

La película "Descuida, yo te cuido" (I care a lot) se estrenó en algunos países vía Netflix y Rosamund Pike, su protagonista, dio cátedra de estilo.

MDZ Show Global

Ya la vimos como malvada, fría y estratégica en "Perdida" junto a Ben Affleck. Ahora, Rosamund Pike vuelve a ponerse en la piel de una protagonista temerosa y determinante. Se trata de Marla Grayson, una mujer dispuesta a todo con tal de recostarse sobre un colchón de millones.

La comedia negra estadounidense ya es un éxito y cuenta, además, con las brillantes actuaciones de Dianne Wiest, Peter Dinklage y Chris Messina. Cada papel está perfectamente compuesto y su director, J Blakeson, se encuentra más que satisfecho con el resultado.

Pero algo que llamó la atención de la película es el estilo de Rosamund Pike, con sastres de ejecutiva, un corte de pelo perfecto y tajante y zapatillas off white en muchas ocasiones. Ya son miles las fans que desean copiarla en esta etapa de "vuelta a la oficina" que se vive en varios países luego de la pandemia. Repasemos algunas de sus claves.

Animarse al amarillo

Sin dudas, el look más recordado es aquel de la escena en la que Marla Grayson luce un traje monocromático en color amarillo. Acompaña con zapatillas blancas y unas gafas estilo John Lennon. Este ítem se puede encontrar perfectamente en tiendas como Zara, mientras que las zapatillas off white por excelencia suelen ser de la marca Adidas.

Crédito foto: Danezon 

Carré perfecto

Lacio, corto y siempre impecable. Con raya al medio y un color rubio parejo que combina a la perfección con su tez blanca y sus ojos cristalinos. Esta tendencia de estilismo no es nueva, pero se reinventa temporada a temporada cuando celebrities como Natalie Portman las vuelven a elegir.

Crédito foto: Cine PREMIERE

La icónica falda tubo

Hay un estereotipo de las "chicas malas" y sus faldas tubo. Marla Grayson supo hacerle honor. En diversas escenas de la película se la ve portando ajustadas faldas a la cadera y hasta se animó a un look total white con esta prenda. Es un estilo de oficina, de "chica ejecutiva" y de stilettos obligados. Rosamund Pike sí que supo llevarlo bien. 

Crédito foto: USA Today

Rojo & humo

Si hubiera que detectar un elemento que acompaña a Marla Grayson durante toda la película es su peculiar pipa que expulsa el sensual humo entre sus labios una y otra vez. Las claves del make up están en una piel prolija (pero ojeras algo cansadas: Marla no es una persona que duerma muchas horas), palidez general y una carnosa boca roja.

Crédito foto: Pedestrian

El único producto de maquillaje que imaginamos en su porta cosméticos es un rouge colorado intenso de barra cremosa que se retoca en el baño, apurada y antes de salir a su próxima batalla. Eso sí: deberá ser matte y de larga duración para tolerar su condición de fumadora sin correrse.

Gafas redondas

Un accesorio infaltable en el outfit de Marla Grayson son las gafas redondas. De estilo retro, las llevó en diferentes conjuntos a lo largo de toda la película y en distintas escenas. Un sello icónico que junto al carré y la boca roja marca la diferencia.

Crédito foto: Trendsmap

La mirada oculta de Marla Grayson genera intriga, misterio y algo de temor. Y es que su maldad parece no tener límites, aunque la película tiene un mensaje que debe ser revelado con cautela e interés por parte del espectador.

En sí, el guion es muy entretenido y la crítica solo arroja halagos. Sin embargo, disfrutar de Rosamund Pike interpretando este papel a puro glamour es un verdadero lujo que compone un plus único para la película.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?