La enfermedad que Joaquin Phoenix interpreta en El Guasón existe en la vida real y te contamos todo sobre ella

La enfermedad que Joaquin Phoenix interpreta en El Guasón existe en la vida real y te contamos todo sobre ella

Se trata de un trastorno neurológico que provoca risas descontroladas de manera inesperada.

MDZ Show Global

Los ataques de risa que sufre El Guasón son parte de la sintomatología que presentan los pacientes con epilepsia gelástica. Esto lo logró representar detalladamente Joaquin Phoenix en la última cinta del villano de Batman. Ganador de infinitos premios y consagrado como actor destacado, demostró el sufrimiento que padecen los pacientes y la falta de empatía y comprensión social que también puede afectar.

Crédito foto: America Tv

Es un tipo de trastorno neurológico es poco común en la epilepsia, que provoca carcajadas inesperadas en cualquier situación de la vida. Este padecimiento se puede ver en la película "Joker", en algunas escenas como la del colectivo cuando un niño lo mira y comienza a reírse de manera exagerada.

Causas de la epilepsia gelástica

Aún se desconocen las causas que pueden provocar este trastorno, aunque los médicos indican que puede estar relacionada con tumores benignos en el hipotálamo. Estos lo que hacen es presionar algunas partes del cerebro y presentar ciertas anomalías como ataques de risa. 

Joaquin Phoenix contó en una entrevista: "Para ser honesto, (lo de Joker) no fue una decisión fácil al principio. No tenía la menor idea, pero después hubo algo que terminó atrayéndome de a poco, a medida que fue evolucionando todo, con la preparación se volvió en algo que nunca antes había anticipado, y resultó una de las más grandes experiencias de toda mi carrera".

La epilepsia gelástica también puede ser consecuencia de traumatismo, lesiones vasculares u otro tipo de tumores. Así como muestra la película Joker, este trastorno puede aparecer en cualquier momento que se desarrolla el traumatismo. 

Crédito foto: Antena 3 

Consecuencias de la epilepsia gelástica

Más de la mitad de los pacientes que tienen este tipo de epilepsia como El Guasón presentan una disminución en su coeficiente intelectual, según un estudio del Instituto de Psicología de la Universidad de Freiburg. Además, pueden presentar problemas de memoria, atención, capacidades visoperceptivas y funcionamiento ejecutivo.

Un dato importante que indican los investigadores es que estas alteraciones (risas epilépticas) varían según el tamaño de los tumores. No todos los pacientes con este trastorno son diagnosticados de la misma manera.

El tipo de risa que genera es considerada "hueca" o "vacía" y "desagradable" aunque a veces puede sonar como la risa normal de un niño. Dura de 30 a 45 segundos, se detiene repentinamente y puede ser seguida por signos que se ven con mayor frecuencia en las crisis focales, por ejemplo:

  • Movimientos hacia un lado u otro de los ojos y la cabeza.
  • Automatismos (chasquear los labios, murmurar o mover las manos).
  • Alteraciones de la conciencia (alucinaciones).
  • Desoír a las personas.
Crédito foto: As.com

Tratamiento para la epilepsia gelástica

En la película no se vio a El Guasón realizando un tratamiento, pero lo cierto es que se pueden controlar las convulsiones focales mediante algunos fármacos como Carbamazepina, Clobazan, Lamotrigina, Lacosamida, Oxcarbazepina y Topiramato. Sin embargo, ninguno de ellos la pueden detener.

Si el tumor se encuentra en el hipotálamo se puede realizar una cirugía y, posteriormente, es recomendable acudir a un psicólogo para que ayuda en las áreas de aprendizaje y comportamiento social.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?