Increíble: todos los detalles a los que se sometió Ana María Orozco para convertirse en “Betty, la fea”

Increíble: todos los detalles a los que se sometió Ana María Orozco para convertirse en “Betty, la fea”

Las historias y los secretos de la teleserie colombiana más vista en el mundo.

MDZ Show Global

La telenovela más exitosa de todos loa tiempos “Yo soy Betty, la fea”, tuvo repercusión en muchas partes del mundo. En el final de la década de los 90’, en el 1999 se estrenó la telenovela colombiana que rompió con los estereotipos de belleza. Una historia en la que no había modelos y mujeres despampanantes, más bien la protagonista no era la más agraciada de todas.

El éxito de Betty la fea no hubiera podido ser posible sin el esfuerzo y el talento del equipo que trabajó en la producción. Ana María Orozco, tenía que lookearse durante una hora cada vez que llegaba a rodar las escenas. La profunda caracterización que incluía peinado, maquillaje y accesorios era el camino para que Ana María se convirtiera en Beatriz Pinzón-Solano.

Recientemente se difundió una lista de los pasos que tenía que seguir Ana María Orozco y su equipo de estilistas y maquilladoras, para el momento de la transformación. Aplicar base en el rostro para lograr una palidez absoluta, maquillar sus cejas con mucho vello para unirlas hasta la mitad de la frente, y dibujar un bigote. Además, hacer el peinado de cola media tomada, hacer un flequillo largo que estaba hacia dentro, con laca y gel, y por último colocar los brackets.

La teleserie fue emitida en más de 180 países y doblada a 25 idiomas diferentes, estas son solo cifras que confirman el éxito de esta ficción. Según la cadena televisiva RCN donde se produjo y se emitió por primera vez “Yo soy Betty, la fea”, quedaron en el recuerdo muchas anécdotas y divertidas historias. Una de ellas se trata del día que Ana María Orozco perdió los brackets.

Sin dudas es una de las más divertidas la historia que contó Rocío López “Estábamos almorzando y ella se quitó los brackets y los envolvió en unas servilletas. Las niñas del aseo de la cafetería echaron todo a la basura y cuando fuimos a grabar, los brackets no aparecían por ninguna parte", recordaba la jefa de maquillaje. Encontraron los brackets en la basura: “Los sacaron de ahí y las niñas de aquí de la cafetería los metieron en agua caliente. Como los brackets son plásticos, cuando Ana María se los iba a poner, no le cabían en la boca”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?