Tinelli repudiado: de paladín contra el hambre a cheto de Esquel

Tinelli repudiado: de paladín contra el hambre a cheto de Esquel

El popular conductor optó por hacer cuarentena junto a su familia en la Patagonia. Tanto en las redes como en los medios, resonaron fuertes críticas, incluida la del mismísimo presidente. En el meollo del asunto, la infraestructura sanitaria de la provincia donde el showman decidió pasar estos días.

Laureano Manson

Laureano Manson

El jueves de la semana pasada, Marcelo Tinelli llegó a Esquel junto a su familia en un vuelo privado. Consultado por el portal Teleshow sobre el viaje que se dio en medio de la restricción que comenzó a regir el mismo jueves para todos los vuelos de cabotaje, el conductor de ShowMatch explicó: “Hace 22 años que tengo casa acá y vine a mi casa a hacer la cuarentena con mi familia. Tengo domicilio en esta ciudad desde el año 1998. Nosotros vamos a hacer la cuarentena en Esquel y voy a cumplir con mis obligaciones laborales de manera home office desde acá. La verdad es que cumplimos con los controles sanitarios como pide la provincia y no vamos a salir de casa”.

Sin embargo, tanto en las redes sociales como en medios de comunicación, la decisión del popular conductor no cayó para nada bien. Colegas de él como Jorge Rial y Viviana Canosa lo lapidaron, y el mismísimo presidente reprobó la actitud del líder de ShowMatch, en lo que podría ser el comienzo de la fisura en el vínculo que trazaron ambos, cuando el "Cabezón" se comprometió políticamente a partir de su participación en el Consejo contra el Hambre. En el fuego abierto contra el conductor más popular de la televisión argentina, Lanata fue el más lacerante: "El problema es que él es un líder de opinión, y un líder de opinión no puede hacer eso. Sino con qué autoridad criticamos a los forros que están en la costa en estos días".

En términos legales, Tinelli cuenta con el aval de tener doble domicilio, por lo tanto es libre de estar en cualquiera de sus dos hogares. Sin dudas, lo que para muchos hizo ruido fue que el ícono televisivo haya viajado en la previa del inminente anuncio de una cuarentena, que hasta el momento está decretada hasta el 31 de marzo, pero podría extenderse por más tiempo. Teniendo en cuenta la infraestructura sanitaria de Chubut, según relevó el secretario general de ATE, Guillermo Quiroga, en dicha provincia hay una acotada cantidad de camas y respiradores para hacerle frente a la pandemia. Mientras por otro lado, el Ministro de Salud chubutense Fabián Puratich contrarrestó esa información diciendo que han logrado el compromiso de grandes empresas para donar respiradores, y llegó a lanzar una frase un tanto sorpresiva: "Tenemos más respiradores que camas".

El meollo del asunto está en que en este último tiempo, Marcelo Tinelli ha construido un perfil en el que conviven sus capacidades como showman con las de un hombre inclinado al compromiso social. Al menos, por eso viene bogando desde el Consejo contra el Hambre. Entonces, no resulta caprichosa la crítica de usuarios en las redes, figuras del espectáculo y Alberto Fernández. Tal vez, antes de decidir su cuarentena en Esquel, el conductor debió chequear con mayor detalle la infraestructura sanitaria del lugar. Porque para muchos resulta muy probable que si Tinelli o un vecino humilde de Esquel necesita un respirador, el destinatario podría ser el astro y no el ciudadano anónimo. 

De momento, para disipar tanta crispación, no sería nada excepcional que Marcelo decida donar algunos respiradores al gobierno de Chubut. En lo que terminaría siendo algo así como una jugada política de un gato que se muerde la cola.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?