The Crown 4: la obsesión del público con los looks de la princesa Diana

The Crown 4: la obsesión del público con los looks de la princesa Diana

El romance de Diana con sus fans se renueva a través de la atención que la audiencia presta a cada detalle.

MDZ Show

MDZ Show

La temporada 4 de la exitosa serie sobre la realeza The Crown, también conocida como "la temporada de Diana", vuelve a poner en el centro de la escena una faceta siempre revisada: sus outfis.

Llena de datos curiosos, el renovado interés por todas las dimensiones de la vida de Diana que trae la serie es innegable y se suma al impulso que le dieron algunos hechos en la misma dirección. 

Desde el vigésimo aniversario de la muerte de la princesa en 2017, el tema de su estilismo viene sumando el interés del público. Durante ese año, el famoso diseñador de moda Virgil Abloh declaró que Diana era su musa y el Palacio de Kensignton expuso sus trajes. 

Convertida en todo un referente de moda, su estilo es tema central del musical Diana, montado para Brodway -aunque se estrenará antes en Netflix-, y hasta tiene una canción propia llamada “The Dress“ (el vestido).     

La serie que renovó el fanatismo por sus looks

Con el lanzamiento la cuarta temporada, los personajes alcanzaron el momento en el que Diana Spencer llega a la familia real y se convierte en princesa. En el recorrido, a los ojos del público, su historia resulta tan hipnótica como cada uno de sus atuendos. 

Su intérprete, Emma Corrin, captura a la perfección el modo en el que la figura logra llamar la atención de los Windsor y la transformación del entusiasmo inicial en desgracia. 

Pronto relatará la conocida vida triste y angustiante que desarrolla puertas adentro del palacio una vez que se une en matrimonio al príncipe Carlos, su constante preocupación por las tareas de asistencia al pueblo y claro, su progresiva fama por su estilo hasta convertirse en ícono de la moda

La metamorfosis del personaje a través del vestuario y la actuación es impactante.

Al menos así lo interpretó la Vogue británica, que eligió a Corrin como portada del mes de octubre con un vestido de tafeta azul zafiro de Oscar de la Renta bajo el título “Reina de corazones“. 

Ese mismo look fue objeto de una exposición virtual en 3D en el Museo de Brooklyn llamada “The Queen and the Crown“. La muestra ofrecía al visitante un paseo por artículos variados del departamento de vestuario de la serie, incluyendo un vestido floral color frambuesa, de dos piezas, confeccionado para la gira australiana de la princesa, junto con la nueva versión de su exagerado y vaporoso vestido de novia. 

Por supuesto, las redes hicieron su parte. En un hilo tras otro los usuarios se dedicaron a comparar los looks de la serie con los verdadero en diversas oportunidades y la conversación creció a pasos agigantados.

Además, varias cuentas hicieron un repaso por los grandes momentos de la moda en la vida de Diana, su paso por las portadas de las revistas más renombradas y claro, por cada detalle de su vestuario incluidos accesorios, carteras, zapatos y maquillaje

Detrás de escena está la reconocida diseñadora de vestuario de la serie, Amy Roberts, que dijo que no los recreó exactamente, sino que intentó capturar su esencia. 

En sintonía con el creador de la serie, Peter Morgan, Roberts habla de ser fiel a la verdad histórica por sobre la exactitud.

Lo cierto es que el tema de Diana y todo lo que la rodea, la moda entre otras de sus muchas dimensiones, parece ser siempre tema de interés. Y así seguirá siendo al parecer: Ya se cocina otro proyecto sobre Diana, la película Spencer, protagonizada por Kristen Stewart.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?