Afectos colaterales: vínculos que traspasan pantallas

Afectos colaterales: vínculos que traspasan pantallas

La pieza transmedial del dramaturgo y director mexicano Carlos Nóhpal está pensada exclusivamente para dispositivos móviles. Transita entre el monólogo, la poesía y el intercambio de ideas. Las funciones son gratuitas y hasta octubre se transmiten desde nuestra provincia vía WhatsApp.

Pablo Gordon

Pablo Gordon

El 2020 marcó un antes y un después para las artes escénicas. La pandemia de coronavirus hizo que artistas, en distintas partes del mundo, buscaran alternativas para continuar trabajando. Así es que, a lo largo de estos siete meses, surgieron de las más variadas propuestas teatrales.

Todas ellas se enmarcan dentro de lo que hoy llamamos tecnovivio. Pero, ¿qué es y de dónde surge? Este se desprende de la definición que da el historiador y docente teatral Jorge Dubatti sobre el acontecimiento teatral. Él habla sobre el convivio que se da en el encuentro entre los espectadores y los creadores del espectáculo. Ahora, al estar mediado por la tecnología surge esta nueva concepción del fenómeno teatral.

Mendoza no ha sido la excepción y el tecnovivio también se ha hecho presente. El público ha podido disfrutar de diversas obras a través de plataformas de videollamadas como Zoom y Meet. Ahora, una innovadora propuesta teatral que se transmite por WhatsApp sale desde nuestra provincia para el mundo. Estamos hablando de Afectos Colaterales v3.0, una pieza transmedial escrita y dirigida por el dramaturgo mexicano Carlos Nóhpal. Está pensada exclusivamente para dispositivos móviles y cuenta con las actuaciones de los actores Alejandro Conte y Francisco Roby.

PH: Bruno Palero

Recreada como un sueño y presentada como un recuerdo, transcurre entre Londres, Argentina y cualquier lugar donde los participantes consigan la videollamada. Los espectadores pueden ver, en forma de rompecabezas, la historia de un encuentro. Transita entre el monólogo, la poesía y el intercambio de ideas.

"La obra es una forma de reaccionar ante tanto silencio. Una manera de hacer música con el vacío de las estaciones de un viaje. Un canto para dos que fueron tres y ahora son cuatro, de tono nostálgico y desapasionado", versa la sinopsis. Está dividida en etapas y la primera, muy intimista, consta de transmisiones de 20 minutos por WhatsApp y se lleva a cabo hasta fines de octubre.

Alejandro Conte, actor y director mendocino, quien en esta oportunidad le da vida a uno de los personajes de este viaje dialogó con MDZ y brindó detalles de esta novedosa puesta en escena.

Alejandro Conte - PH: Bruno Palero

- Afectos colaterales originalmente se planteó para ser representado en una sala teatral, ¿cómo surge la idea de pensar el espectáculo para dispositivos móviles?

Cuando se origina la pandemia y por ende la cuarentena, fuimos modificando la puesta pensando en una idea sobre la virtualidad. Probamos varias opciones de plataformas y nos terminó convenciendo el dispositivo WhatsApp que es el que más se acercaba a la idea desde sus orígenes. Nos permite, como herramienta de trasmisión, otras líneas estéticas que otras no ofrecen, como por ejemplo poder amplificar un recuadro de uno de los actores o producir el tecnovivio desde otra mirada.

- ¿Qué desafíos tuvieron que enfrentar al mudarlo a la virtualidad?

Los principales desafíos se dieron con las posibilidades que nos otorgaban los recursos tecnológicos y cómo podíamos potenciar el trabajo sin perder lo teatral. Pero el mayor reto se presentó por la saturación de la conectividad debido a que la pandemia propició el uso de estas herramientas para todas las actividades. Este inconveniente es el que enfrentamos la mayoría de los que usamos plataformas virtuales como herramientas de trabajo.

- ¿Cómo ha sido la recepción del público?

En general recepciona positivamente el trabajo. Casi todos coinciden en que a pesar de estar viendo una pieza a través de una pantalla, el hecho de que sea tan íntima les permite meterse de lleno en la historia. Además no se pierde el concepto de teatro, que es uno de los temas principales que nos planteamos a la hora de producir la obra en este contexto.

Francisco Roby - PH: Bruno Palero

- ¿Cómo es hacer teatro sin la presencia física del espectador?

Es paradójico, porque el público está pero a través de una pantalla. Es testigo preferencial de una situación o escena que se realiza en otro espacio, pero en vivo y en directo, no es un producto filmado y editado. Los espectadores, inclusive, como en el teatro, vivencian lo que ofrecen los actores y hasta los inconvenientes técnicos que se puedan producir (lo mismo que puede pasar en una sala).

- ¿Creés que el tecnovivio llegó para quedarse? ¿Qué pensás de esta nueva forma de hacer teatro?

El tecnovivio ya se venía desarrollando en algunas propuestas artísticas en las que se combinaban actores frente a un público con otros artistas o actores de otras latitudes que se comunicaban a través de distintas plataformas como el Skype. La pandemia nos empujó a explorar estas plataformas de comunicación para exponer nuestros productos. Creo que el hecho de tener que experimentar nuevas formas, en cierta forma nos obliga a incorporarlo. En un futuro no muy lejano podremos fusionar formas y contenidos que se impusieron en esta etapa.

Para agendar:

Las funciones son los martes y jueves a las 20 y 21 horas (dos por día). Son gratuitas pero es necesario un registro previo ya que los cupos son limitados. Quienes deseen participar lo deben hacer a través de la Fan Page de Facebook Afectos Colaterales o por WhatsApp al +52 551 834-0661.


 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?