Las mejores series de la década (que probablemente no viste)

Las mejores series de la década (que probablemente no viste)

No fueron éxitos rutilantes de audiencia, pero sí fueron alabadas por la crítica. Conocé en esta lista, si todavía no lo hacés, tres impresionantes series que marcaron los 2010.

Francisco Pérez Osán

Francisco Pérez Osán

Sin entrar en la polémica sobre si hoy se termina o no la década, se puede hace un balance sobre lo que pasó en el universo de las series desde el 2010 hasta ahora. El consenso es que realmente se trató de la época dorada de las series, con algunas de las producciones más grandes de la historia y una cantidad y calidad de producciones nunca antes vista.

Durante las últimas semanas pulularon las listas sobre las mejores series de la década, plagadas de superproducciones y éxitos que millones de personas disfrutaron. Pero también hubo algunos shows de altísima calidad que fueron poco vistos, al menos en el país.

En la siguiente lista te mostramos tres series excelentes que comenzaron y terminaron en esta década y que probablemente no viste.

3-Justified

Raylan y Boyd, una rivalidad para el recuerdo.

Una curiosidad sobre la historia del alguacil Raylan Givens fue que estaba basada en un cuento corto, pero duró seis temporadas. Su esencia era la de un western moderno, y ubicado no en el desierto, si no en la zona de los Apalaches, más específicamente en el condado de Lexington, Kentucky.

Su encanto radicaba en buena parte en el personaje al que le daba vida el actor Timothy Olyphant. Los alguaciles (marshall, en inglés) son de los pocos agentes federales que hacen su trabajo hoy de manera similar a lo que hacían hace un siglo y medio, y la serie se aprovecha de eso. El aire agreste de la zona montañosa en la que se lleva a cabo la acción se suma a lo rústico de los métodos de Raylan, y a la propia forma de ser de los demás personajes, clásicos rednecks norteamericanos, casi siempre con motivaciones oscuras.

La historia varía entre trabajo policial “rutinario” -especialmente luchando contra los productores y distribuidores de metanfetaminas- y contra algunos grupos racistas, con el juego de gato y ratón que Raylan mantiene con Boyd Crowder, un criminal de poca monta al que le da vida Walton Goggins, en un papel consagratorio. Las actuaciones de los personajes secundarios fueron el otro gran fuerte de esta serie, especialmente el de Margo Martindale, quien ganó un Emmy por su interpretación de Mags Bennett.

Una opción ideal para los amantes de las historias bien contadas y, sobre todo, bien actuadas.

2-Review

Forrest MacNeil dejó todo para hacer críticas de situaciones cotidianas (o no tanto).

Una premisa insólita llevada a cabo de manera aún más insólita. “La vida. Literalmente, es todo lo que tenemos, pero, ¿es buena?”. Esa es la introducción de la comedia más delirante y probablemente más graciosa de la década. El presentador del programa ficticio Review, Forrest MacNeil (Andy Daly) experimenta y puntúa las situaciones más diversas, que pueden ir desde “hacerse adicto a la cocaína”, a “comer 15 panqueques”.

La gracia de Review radicaba en que todo lo que pasaba era absolutamente inesperado. Sí, algunos pedidos, como cuando le pidieron que puntúe el racismo, eran previsiblemente castigados con bajas puntuaciones, pero también sufrieron esa suerte “comer el mejor helado en la ciudad”, o “viajar al espacio”.

Sacando el programa dentro del programa, Review es la historia de un hombre que no sabe cuando dejar de lado su trabajo para evitar arruinar su vida. Durante las tres temporadas que duró el show de Comedy Central, Forrest pierde su familia, sus amigos y llega a matar a una persona (más o menos por accidente). En el medio, Andy Daly muestra que es el maestro indiscutido del humor negro, y una de las personas más graciosas de la TV actual.

1-The Leftovers

Kevin y Nora, la historia de amor que atraviesa The Leftovers.

La serie que consagró a Damon Lindelof -creador de Lost- como el genio más original del medio. The Leftovers (Los rezagados, podría ser el título en español) no sólo es la mejor serie que no viste esta década, es simplemente la mejor serie de la década.

HBO estrenó The Leftovers en 2014 con bombos y platillos, pero la rara premisa y la densa historia hicieron que los ratings no acompañaran a las críticas, y nunca fue realmente un éxito con el público. De todas maneras, la calidad no se vio afectada por estos vaivenes, y a pesar de algunos rumores de cancelación, la serie llegó a contar su historia de manera íntegra en tres temporadas, y llegó a uno de los mejores finales de la historia de la TV.

Cuando hablamos de “lo denso de la historia” queremos decir que The Leftovers no es un show fácil de ver. Cuenta la historia de la desaparición -de un momento a otro- del 2% de la población mundial. En realidad es la historia de quienes no desaparecieron, los rezagados, que luchan de diferentes maneras con una realidad que no comprenden. Es un drama moral, sobre pérdida, redención y dolor, pero también sobre las cualidades redentoras del amor. No suena particularmente tentador, pero es una experiencia única, sólo comparable con otras grandes obras de arte (de televisión) como Twin Peaks.

Lo dicho, no es fácil de ver, pero quienes lo hagan se llevarán una grata sorpresa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?