Por qué pagamos tan cara la ropa en Argentina

Por qué pagamos tan cara la ropa en Argentina

El empresario textil Ariel Terzi dijo a MDZ Radio que el costo de producción de cada prenda de ropa no supera el 25% de su valor. Detalló cómo se conforma el precio.

MDZ Radio

MDZ Radio

Ariel Terzi es empresario textil, dueño de la marca mendocina Eva Miller. Habló en After Office, el programa de MDZ Radio, sobre el precio de la ropa y respondió qué pagamos cuando compramos una determinada prenda. Dijo también que la gente ya no abona con dinero en efectivo, "en mi rubro hemos olvidado lo que es el pago de contado".

Según reveló el Indec, en Mendoza la ropa en abril subió 15.4%. De hecho, ha sido el rubro que más aumentó sus precios, pese a ser también uno de los más golpeados por la crisis económica. De todos modos, Terzi aclaró que se comparan prendas de la temporada de verano contra las de invierno, por lo cual es esperable una variación de precios porque siempre una es más cara que la otra. "El problema de fondo es que venimos hace años con una industria bastante cerrada que hace que los costos locales, al haber mucha demanda y poca oferta, suban. No podemos controlar eso".

¿Cerrada en cuanto a la importación? "Lo dividiría en dos: Argentina siempre tuvo que importar fibras sintéticas, con las que se hacen las telas sintéticas. Aquí tenemos únicamente producción de algodón, entonces nos afecta el problema del cierre que hay aún en China -donde continúan estrictas cuarentenas ante casos de Covid-, que genera más restricciones. Sumado a esto, las empresas que importan fibra o tela sintética están monopolizadas. Eso empuja los precios hacia arriba"

El empresario textil dijo que un paliativo a los inconvenientes sería la importación de productos terminados, eso "podría amortiguar el aumento de precios, porque equilibraría el costo de fabricar acá. Es decir, traer la tela y fabricar acá es más caro que entrar mercadería importada. Pero en Argentina prácticamente no están entrando prendas, se fabrica todo acá y los costos no son los mismos".

Dependiendo de la marca, contó Terzi, un jean va desde los 4 mil pesos hasta los 20 mil. Entonces, se le consultó si ese valor el mercado lo convalida. "No, desgraciadamente no, porque el poder adquisitivo de la gente está muy caído. La gente privilegia otras cosas de mayor necesidad antes de comprar ropa", respondió.

Para concluir, Terzi detalló qué pagamos cuando compramos una prenda.

Cada mil pesos:

  • Entre 450 y 500 pesos son de impuestos.
  • Entre 150 y 200 pesos son costos de ocupación (servicios, alquiler, etc).
  • Entre 150 y 180 el costo de personal.

Tomando estos valores como referencia, cada mil pesos que pagamos por una prenda, solo el costo de la misma es entre 120 y 250 pesos. "Prácticamente, de lo que sale, te estás llevando todos costos indirectos", comentó.

Finalmente Terzi dijo que  justamente por los elevados valores de la ropa, "la venta de contado, al menos en mi nicho de actividad, prácticamente no existe. Ya casi desconocemos lo que es el dinero en efectivo -ironizó-. Es todo tarjeta y si es en cuota, mejor. La gente no dispone de dinero líquido para comprar ropa, es todo financiado".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?