Probamos la JAC S3: una china para tener muy en cuenta

Es el modelo media gama de la marca china. Se ofrece con un único motor 1.6 litros de 120 cv. Se destaca por equipamiento y habitabilidad.

cristian ortega - mdzautos@mdzol.com

JAC S3.

Hacía tiempo que no probábamos un auto chino, tras una seguidilla de test. La sensación, debemos admitirlo, fue muy buena. Nos habíamos subido ya a los SUV JAC S2 (segmento B, chico) y S5 (segmento D, mediano), y nos faltaba el modelo media gama, el S3 (segmento C, compacto).

La marca hizo ruido a mediados de mayo cuando anunció una baja de los precios de sus productos y además lanzó una garantía de 7 años.

En una unidad manual (viene también con caja automática CVT), partimos a dar vueltas por las calles del centro, luego por Panamericana y finalmente por algunos camiones dinamitados de piedras.

JAC S3.

La (o el) S3 viene con una sola motorización: un impulsor naftero de 1.6 litros 16 válvulas y 120 cv, con 155 nm de torque. La caja puede ser manual de 6 marchas o automática CVT. En todos los casos la tracción es delantera.

JAC S3.

El S3, y los JAC en general, está bien terminado, los plásticos son agradables al tacto y se tiene la sensación de estar dentro de un vehículo al que se le ha puesto atención a la terminación. En ningún momento percibimos superficies ordinarias ni descolgadas del conjunto. A su vez, hay detalles que se agradecen como inyectados blandos en puertas y consola central, parasoles de buena calidad, espejo de cortesía con luz, manijas de techo con sistema retráctil suave, entre otras cuestiones.

JAC S3.

La posición de manejo que se logra es elevada, aunque es cómoda. La columna de dirección sólo se regula en altura. Frente a nosotros dos cuadros de instrumentos con aguja más una pantalla con información justa y necesaria. El tacto del volante es de lo mejor, ya que está forrado en cuero ecológico con costuras a la vista.

JAC S3.

En el centro de la consola, un equipo multimedia con la posibilidad de espejar celulares. Funciona rápido y el diseño es agradable. Debajo, un climatizador automático de muy buen funcionamiento y correcta calidad.

JAC S3.

Las plazas traseras para dos adultos son comodísimas, con salidas de la climatización. El baúl, grande, muy cómodo, y debajo del piso un auxilio de la misma medida de las ruedas titulares.

JAC S3.

A la hora de maniobrar, nos gustó el motor. Entrega potencia de forma paulatina, lo que se espera de este tipo de vehículos. La caja manual es correcta y agradable de accionar.

El JAC S3 es ágil, ideal como auto mediano al que se le va a dar un uso citadino. Saliendo del asfalto, este SUV se la banca: no hace ruido, se lo nota sólido y robusto, incluso en caminos en muy mal estado. El despeje, generoso, se agradece en este tipo de terrenos.

En conclusión, el S3 es un digno exponente de las marcas chinas. Está, claramente, por sobre el promedio, lo que se explica por la decisión del importador (SOCMA) de ofrecer un producto que pueda hacerle frente a los vehículos argentinos o del Mercosur (esto no pasa en todas las marcas chinas). A su vez, por valor (unos 750.000 pesos según precio de lista), podría ser una opción inteligente luego de probarlo y sacarse todas las dudas propias de un producto desconocido para el público local.

Ficha técnica

Motor: naftero

Cilindrada: 1.6 litros

Potencia: 120 cv

Torque: 155 nm

Consumo mixto: 10,2 litros/100 Km

Precio: 750.000 pesos

Dónde encontrarlo: JAC Nihuil Motor

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?