La historia de un clásico picante: el Fiat 128

La historia de un clásico picante: el Fiat 128

El modelo debutó en Italia dos años antes que en Argentina y ya tenía variantes que aquí no conocimos.

MDZ Autos

MDZ Autos

El Fiat 128 nació en 1969 en Italia para reemplazar al 1100 y revolucionó el segmento de los autos medianos gracias al uso de la tracción delantera, algo que se había hecho común en Europa, pero sumada a la disposición transversal del motor. Eso le valió ser elegido Auto del Año europeo en 1970.

Con estos datos fundamentales para entender la historia y evolución del 128, arranca este informe especial del colega Martín Simacourbe del sitio especializado Auto Web que citamos a continuación.

En el Viejo Continente, el Fiat 128 se presentó con la carrocería sedán que conocimos en Argentina en 1971, pero también con una inédita de dos puertas, que tuvo una versión deportiva denominada Rally.

En el lanzamiento también apareció una familiar similar a la que se llegó al país en 1973, pero con sólo dos puertas laterales. De hecho la de 5 producida en Argentina no se vendió en Europa.

En 1970 salió al mercado una pequeña serie del 128 modificada por el carrocero Moretti que tenía una configuración Targa, con un techo que se quitaba fácilmente.

Al año siguiente, mientras el modelo arribaba a Argentina, en Europa se presentaba la versión coupé, que si bien pertenecía a la gama, compartía poco y nada a nivel estético con el sedán.

Ese mismo año debutaron en Europa del Este las variantes producidas por la automotriz yugoslava Zastava, que básicamente replicaba modelos de Fiat. La diferencia con el 128 italiano era la adopción de un portón posterior.

El Zastava 101 o 1100 se vendió en variantes de tres y cinco puertas y su producción recién finalizó en el 2008 con el nombre Skala 55.

A cinco años de su aparición en Europa, el 128 adoptó una versión denominada Special, con otra trompa, en la que se destacaba la nueva parrilla y los faros cuadrados. La que aquí adoptó el Europa en 1979 era muy similar a la que el 128 europeo sumó en 1976.

En 1975 llegó el restyling de la coupé, que modificó sustancialmente el sector posterior, para adoptar un diseño de dos volúmenes, de hecho pasó a llamarse Coupé 3 puertas gracias a la adopción del portón posterior. Fue la base para el Seat 128 y luego para el Seat 1200 (aunque su diseño original fue comprado a NSU).

Esta variante dejó de producirse en 1979, cuando el nuevo Fiat Ritmo (con carrocería de 3 y 5 puertas) tomó su lugar. Un año después desapareció la familiar (reemplazada por la 127 Panorama) y en 1983 el sedán abandonó la producción en Europa.

Fue casi al mismo tiempo en el que en Argentina debutaba el Súper Europa, una variante creada por Sevel para mantener con vida a un modelo que finamente dejó la producción en Palomar a fines de 1990.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?