Prepara un delicioso pastel de choclo en cazuela ¡muy cremoso!

Prepara un delicioso pastel de choclo en cazuela ¡muy cremoso!

El clásico sabor del pastel de choclo: una textura única que enamora.

Food Lovers

El pastel de choclo en cazuela tiene una historia con diversas versiones y orígenes como la mayoría de los platos que son una fusión de costumbres. Sin embargo, la más firme indica que se trata de un plato que pertenece a la gastronomía chilena y hoy veremos una exquisita receta

Gran representante de su identidad nacional, el pastel de choclo se realiza desde el siglo XIX como un plato propio de los campesinos que llegan en 1900 a las ciudades en una masiva emigración. 

La característica principal es el gratinado de crema de choclo y que se cocina en su propia cazuela. Sin embargo hay variantes vegetarianas o con cerdo, carne y pollo. 

A gusto del comensal, los más tradicionales no llevan carne y son a base únicamente de verduras.

La receta consiste en una base y una cobertura: la tradicional pastelera de choclo
La versión vegetariana es la más liviana: reemplaza el sabor de la carne por cebolla, champiñones y berenjenas.

Por ello es la que elegimos compartir. Es deliciosa y su suavidad hace que sea un plato adorado por toda la familia. 

¡Manos a la obra!

uente. El sabor del Bueno

Ingredientes: 

Para la cobertura o pastelera:

  •     4 choclos grandes
  •     200 ml de leche (una taza)
  •     1 puñado de albahaca fresca
  •     3 huevos
  •     30 gr de manteca (2 cucharadas)
  •     20 gr de sal (dos cucharadas)
  •     20 gr de azúcar (dos cucharadas, una para la mezcla y otra para poner por encima)
  •     Un chorrito de aceite de oliva

Para la base:

  •     1 berenjena 
  •     300 gr de champiñones
  •     1 cebolla
  •     Un puñado de pasas (opcional)
  •     10 aceitunas (opcional)
  •     10 gr de sal (una cucharada)
  •     5 gr de comino (una cucharadita)
  •     5 gr de ají molido (una cucharadita)
  •     Un chorrito de aceite vegetal


Preparación:

Antes que nada habrá que pelar los choclos ya cocinados y sacar con un cuchillo los granos. Colocarlos en un bol grande, luego de haberlos enjuagado con abundante agua dentro de un colador. 

Licuar en una licuadora o trituradora junto con las hojas de albahaca limpias y media taza de leche. Moler hasta lograr una pasta. 

Luego, en una olla amplia calentar a fuego medio colocando previamente dos cucharadas de aceite de oliva. Añadir a esto la pasta. 

Revolver y agregar la sal, el azúcar, la manteca y la media taza de leche restante. Mezclar todo muy bien y mantener tapado para que se cocine durante 20 minutos, aunque conviene revolver de vez en cuando. Si se seca demasiado podemos agregar un poco más de leche a gusto. 

En una olla pequeña colocar 3 huevos, abundante agua y esperar a que hierva. Contar 10 minutos y apagar el fuego. Luego, quitar los huevos del agua caliente, pasarlos a agua fría, pelarlos y cortarlos a la mitad. Reservamos. 

Entre tanto, avanzamos con la parte de la base.

Pastel de choclo vegetariano. Fuente. El Sabor del Bueno

Para esto habrá que picar en cubos la cebolla, la berenjena lavada y los champiñones. 
En un wok o sartén bien caliente con un chorrito de aceite, se sofríen los tres ingredientes añadiendo primero la cebolla, luego la berenjena y por último los champiñones. 

La base del pastel de choclo estará lista cuando se le añada sal, ají molido y comino y se la saltee unos minutos más hasta que se reduzca casi a la mitad. 

Volviendo a la preparación integral, buscamos cazuelas individuales aptas para horno y ponemos una capa de base (aproximadamente tres o cuatro cucharadas). Arriba agregamos medio huevo cocido, pasas y aceitunas a gusto y luego colocamos la pastelera de choclo o cobertura

Esparcimos bien hasta cubrir toda la base y espolvereamos con azúcar por encima. 
Esto se carameliza y queda ¡exquisito! Así como está lo llevamos a horno precalentado a 200 grados durante 15/20 minutos, que será el tiempo que le lleve a la cobertura dorarse un poco. 

Dejar enfriar por 10 minutos y servir acompañado de ensalada de tomate con albahaca o tomate y cebolla, como lo comen los chilenos. 

¡A disfrutar!

A quienes les guste una versión con carne, les dejamos un video con una alternativa

Este contenido se publica solo con fines informativos y no puede sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que consulte con su nutricionista de confianza.
 
Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?