El más esponjoso: descubre la receta del famoso cheesecake japonés

El más esponjoso: descubre la receta del famoso cheesecake japonés

Este postre también es conocido como “torta que tiembla” por su esponjosidad.

Food Lovers

Para los fanáticos de las comidas dulces, a continuación compartimos una receta tan simple como original. ¿De qué se trata? Del cheesecake japonés, un postre que se caracteriza por su sabor sutil y por ser muy esponjoso. ¿Te animarías a hacerlo?

La elaboración en sí no es muy compleja. Sin embargo, es preciso seguir cada uno de los pasos con atención para lograr que el resultado final sea perfecto.

Fuente: Youtube Paulina Cocina

Cheesecake japonés: todo lo que hace falta

Ingredientes. Para preparar este delicioso postre japonés se requiere de:

  •     130 ml. de leche.
  •     100 gr. de manteca.
  •     100 gr. de queso crema.
  •     Huevos (13 claras y 8 yemas).
  •     60 gr. de harina.
  •     60 gr. de maicena.
  •     130 gr. de azúcar.

¿Cómo hacer el cheesecake japonés paso a paso?

Elaboración. Lo primero que hay que hacer es tomar una olla o recipiente pequeño e introducir la manteca, el queso crema y la leche. Llevar al fuego y dejar que estos ingredientes se derritan y se integren.

Con las claras y las yemas de los huevos ya separadas, hay que tomar estas últimas y batirlas. Hecho esto, sumar la mezcla anterior y revolver hasta que todo quede bien distribuido.

A continuación, es momento de sumar la harina y la maicena. Para esto, es clave hacerlo de forma paulatina y utilizando un tamizador. El secreto está en ir mezclando a medida que se agregan los ingredientes, para evitar que se formen grumos.

En otro recipiente, hay que batir las 13 claras de huevo y sumarles el azúcar. La idea es obtener una consistencia de punto nieve.

Logrado esto, es momento de unificar con la preparación anterior. Incorporar con movimientos envolventes y revolver con cuidado hasta que todo quede bien parejo.

La preparación en sí ya está terminada. Ahora, lo único que falta hacer es llevar al horno.

Foto: www.cuciniana.com

El cheesecake japonés se cocina a baño María, por lo cual es importante tener una fuente apropiada para la tarea. ¿Un secreto? Al momento en que se introduce el molde desmontable en el horno, el agua tiene que estar caliente.

En cuanto al molde en sí, hay que cubrirlo por dentro con papel manteca y forrarlo por fuera con papel aluminio, para evitar cualquier tipo de filtración de humedad.

Una vez que se lleva al horno, la cocción requiere de dos etapas. La primera es de 25 minutos a 160°C, mientras que la segunda lleva 55 minutos a 140°C. Incluso es posible que se necesiten algunos minutos más: el punto de referencia está en observar que la parte de arriba del postre esté dorada.

Para que el cheesecake quede bien esponjoso y no pierda altura, hay que evitar abrir el horno antes de tiempo y, una vez que ya está cocido, hay que dejar que se enfríe dentro del mismo para que el cambio de temperatura no sea tan brusco.

¡Listo! El cheesecake japonés ya está terminado. Con un poco de suerte, la esponjosidad que se obtiene es tal que da lástima cortarlo, pero el sabor vale la pena. ¡A disfrutar!

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?