Dulce y liviana: compota de manzanas, ¡en 5 pasos!

Dulce y liviana: compota de manzanas, ¡en 5 pasos!

La compota de manzanas es muy consumida en Argentina como postre, pero también puede ser una salsa para comidas saladas.

Food Lovers

La compota de manzanas, también conocida como puré de manzanas, es consumida en muchos países del mundo aunque cada uno le aporta un toque autóctono; hoy te compartiremos una de las tantas recetas. Se puede consumir como postre y también como ingrediente para numerosas tartas y empanadas, o untarlo en una tostada en el desayuno o la merienda. 
 
En el caso de Argentina se trata de un postre que puede consumirse con bebidas refrescantes y si bien el de manzana es el más tradicional, también se puede elaborar con damascos, duraznos, ciruelas pasadas u otra a elección. Preferentemente se sirve frío sobre el helado, pero funciona como acompañante de platos salados como pollo asado. 

Fuente: Wikipedia.

Esta receta es muy recomendada para los niños, así ingieren la mayor cantidad de frutas posibles. En otros países las recetas puede variar, pero casi todos ellos usan esta compota como acompañante y no como postre:

  •     Alemania y Suecia: la compota se aromatiza con vinagre suave y es un plato típico de Navidad.
  •     Perú: se come principalmente en Nochebuena acompañado con pavo al horno y ensalada rusa.
  •     Francia: se acompaña tradicionalmente con morcilla de sangre y se emplea frecuentemente como guarnición de platos de carne de cerdo, venado y aves de caza.
  •     Gran Bretaña: la compota se sirve acompañando de platos de carne, generalmente de carne de cerdo, pero no es considerada una salsa.

Receta de la compota de manzana

 Ingredientes (para 4 personas)

  •     3 manzanas.
  •     Agua: 300 ml.
  •     Azúcar: 150 g.
  •     1 canela en rama (se puede suplantar por esencia de vainilla).

Preparación paso a paso

  •     En un bol poner agua y azúcar.
  •     Llevar a ebullición a fuego medio para que el azúcar se disuelva poco a poco. Dejar un par de minutos hasta que se forme un almíbar muy ligero.
  •     Lavar, pelar, descorazonar las manzanas y cortarlas en trozos. Añadirlas a la cazuela cuando el almíbar esté hecho y siga burbujeando ligeramente.
  •     Colocar la ramita de canela, tapar la cazuela, bajar el fuego y cocer durante unos 30 minutos (el tiempo puede variar según la manzana y el tamaño de los trozos).
  •     Retirar del fuego y servir como postre o como acompañante de las comidas.

¡Listo! Tu compota de manzana está preparada para que la disfrutes. Aún así, te dejamos una alternativa, súper fácil de realizar.
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?