Delicia saludable: cómo lograr que el huevo poché quede perfecto

Delicia saludable: cómo lograr que el huevo poché quede perfecto

Para lograr el huevo poché perfecto, la base de más comidas de las que imaginas.

Food Lovers

Ensalada con huevo poché, huevos poché con yogurt, con hongos y panceta, con puerros a la crema, con pechugas de codorniz, con espinaca y caviar, en salsa fiorentina o simplemente sobre una crujiente tostada.

Las posibilidades de esta manera de preparar el huevo son muchas más de las que se imagina. Al ser un plato básico de la cocina puede ser parte de riquísimas recetas para el desayuno, el almuerzo o la cena.

Gracias a su alto contenido en proteína de buena calidad, vitamina A, D y B12 y grasas insaturadas es una delicia saludable. Se trata de un alimento lleno de nutrientes que preparado sin aceite es ideal para sumar a casi cualquier dieta, exceptuando aquellas personas que tengan problemas de colesterol, ya que lo aporta.

Pero ¿cómo prepararlo para que quede perfecto? Aquí te lo contamos.

Huevo Poché perfecto paso a paso

Una de las primeras claves es el agua. Debe estar hirviendo, por eso lo primero que hay que hacer es poner una buena cantidad de agua a hervir a fuego fuerte en una olla.

Luego, pasamos a la preparación.

Fuente. RevistaMía.es

Preparación

En un vaso tipo se coloca un papel film formando un hueco dentro del cuenco a unos tres centímetros de profundidad. Allí irá el huevo crudo.

Después habrá que salpimentar (a gusto) y después se tapa como una bolsita o saquito, cerrándolo con la ayuda de un cierre de pan de molde o una gomita.

Cuando el agua esté en su máximo hervor se arroja el huevo al agua y se lo deja cocinar alrededor de 3 minutos por lo menos, aunque siempre es a gusto del comensal.

La clara se empezará a poner blanca y cuando más lo dejemos más cocido saldrá. La yema es lo último que solidifica y la idea del huevo poché es que tenga consistencia líquida, pero se puede dejar más.

Más allá de los gustos personales, para que quede a punto se lo puede dejar unos 4/5 minutos en total.

Cuando se saca con un cucharón del agua, se deja enfriar un momento y se quita el plástico con cuidado.

Luego se parte al medio para que se vierta la yema, se le puede volver a sazonar con sal, pimienta, una pizca de aceite de oliva o ciboulette picado.

Sobre una tostada o tostón de pan de campo queda genial, más aún sobre una rodaja de pan con jamón, pero también es un básico de la cocina.

Se puede acompañar de salsas basadas en tomate, pasta de palta, hongos y panceta o incorporar a ensaladas tibias o frías.
Libera la imaginación y a disfrutar.

Este contenido se publica solo con fines informativos y no puede sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que consulte con su Nutricionista de confianza.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?