Falafel: riquísimas bolitas de garbanzos para disfrutar con pan y verduras salteadas

Falafel: riquísimas bolitas de garbanzos para disfrutar con pan y verduras salteadas

Son las croquetas ideales para comer en cualquier momento y para acompañar distintas comidas.

Food Lovers

Ya te comentamos que el falafel es una de las tantas delicias de la cocina árabe. En esta oportunidad, compartimos la receta para preparar estas deliciosas bolitas de garbanzos y también todo lo que hay que saber para que salgan a la perfección. ¿Te animarías a hacerlas?

Además de su increíble sabor, el falafel ofrece la ventaja de que es un alimento saludable y que no requiere de ingredientes sofisticados, ya sean costosos o difíciles de conseguir.

Fuente: angelagarcia.net

¿Qué se necesita para hacer falafel?

Ingredientes. Para preparar estas deliciosas bolitas de garbanzos se requiere de:

  • 1 taza de garbanzos crudos (ya remojados en agua).
  • 2 dientes de ajo.
  • 1/2 cebolla.
  • 30 gr. de cilantro fresco.
  • 2 cucharadas de harina.
  • 1 cucharadita de comino en polvo.
  • Sal y pimienta (a gusto personal).


Con relación a estos ingredientes, es importante mencionar que se pueden agregar otras hierbas, como es el caso del perejil, y que el tipo de harina a utilizar queda a consideración personal.

Falafel: paso a paso

Elaboración. La clave para esta preparación está en tener todos los ingredientes listos de entrada. En relación con esto, hay que tener en cuenta que:

  • Los garbanzos tienen que estar crudos y haber estado en remojo al menos desde la noche anterior al momento de la elaboración.
  • El cilantro debe estar bien lavado.
  • La cebolla, cortada en pequeños trozos.

Con todo esto ya preparado, lo que hay que hacer es colar bien los garbanzos y ponerlos en una procesadora o batidora junto al resto de los ingredientes. Si no se tiene una máquina de este estilo, lo que se puede hacer es pisar la legumbre a mano y en un bol incorporar el resto de los elementos.

El secreto de este paso está en lograr que todos los ingredientes queden desintegrados aunque sin llegar a ser puré. Hecho esto, dejar reposar y guardar la mezcla en la heladera durante al menos 1 hora.

Transcurrido este tiempo, es momento de armar las famosas bolitas. En este punto, el tamaño de las mismas queda a consideración personal, aunque se recomienda no hacerlas demasiado grandes para que su proceso de cocción no sea tan extenso.

Una vez que ya están armadas, lo único que resta hacer es cocinarlas. Acá se abren dos posibilidades: se pueden hacer fritas o al horno.

Para hacerlas fritas, lo único que hay que saber es que hay que cocinarlas con abundante aceite.

Por el contrario, para el horno hay que ponerlas en una bandeja con un poco de aceite para que no se peguen y cocinarlas a unos 200°C por 15 minutos de cada lado, o bien hasta notar que las esferas de falafel estén doradas.

¡Listo! El falafel ya está terminado y a punto para disfrutar. Si se lo quiere conservar, en un recipiente hermético puede aguantar hasta una semana en la heladera, aunque es tan delicioso que lo más probable es que ni siquiera haga falta esto.

Este contenido se publica solo con fines informativos y no puede sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que consulte con su Nutricionista de confianza.

Para dudas, sugerencias de nuevos t

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?