El exótico desayuno y otros platos que elige la reina Isabel II

El exótico desayuno y otros platos que elige la reina Isabel II

Los gustos de la reina con la comida sorprenden por su simpleza y también por el lujo.

Food Lovers

Ya te contamos acerca de la predilección que la reina Isabel II tiene con el chocolate. En esta ocasión, es momento de mencionar cuáles son algunos de los platos que elige para su rutina alimentaria. Entre ellos hay un exótico desayuno. ¿Te imaginas qué es?

Estos platos combinan la sutileza de lo simple con lo excéntrico e inusual. ¿Una curiosidad? A la reina no le gusta el ajo, ni cómo huele ni cómo sabe. Así lo dijo uno de sus exchefs, quien confirmó que, durante todo el tiempo que trabajó en el Palacio de Buckingham, nunca hubo ajo en el menú.

Fuente: Getty Images (a través de revistavanityfair.es)

El exótico desayuno de la reina Isabel II

A más de uno seguramente le gustaría vivir como un rey o una reina, no solo por los múltiples beneficios que se pueden obtener en todo sentido, sino por el simple hecho de tener ganas de comer un plato (cualquiera que sea) y tener a disposición un equipo de chefs especializados para cumplir con el capricho en cualquier momento.

Es por esto que sorprende observar que la reina Isabel II no se caracteriza por ser desmedida al respecto. Por lo contrario, y tal como afirma su exchef privado Darren McGrady, esta mujer de 95 años “come para vivir” y muchas veces elige platos sencillos.

Eso sí, habría que observar con detenimiento cuál es el concepto de lo sencillo que maneja la mayor figura de la familia real británica.

Para comenzar, basta con decir que “a la reina le encantan los huevos revueltos con salmón ahumado y una ralladura de trufa” como desayuno, aunque no es algo que coma en el día a día. De acuerdo a McGrady, Isabel II por lo general opta por un plato de cereales con frutas frescas para comenzar sus mañanas.

¿Cuáles son los platos preferidos por Isabel II para el resto del día?

En el almuerzo se destaca lo simple, ya que la reina suele comer pescado con verduras o pollo a la parrilla con ensalada. También gusta de los sándwiches de atún, y espera a los domingos para degustar un poco de carne asada.

Si se habla de merienda y de la alta sociedad británica, es indudable que el se vuelve protagonista.

¿Sabías que la reina Isabel II acompaña cada una de sus meriendas con una increíble variedad de canapés? Los mismos son tanto dulces como salados y ofrecen también excentricidades, como es el caso de los mini sándwiches de salmón ahumado.

Por último, todo parece indicar que Isabel II no conoce el consejo que dice que hay que “almorzar como un rey y cenar como un mendigo”, ya que para el último plato de la jornada gusta por un menú compuesto por aves de caza, faisanes, urogallos o perdices.

Para el postre, como no podía ser de otra manera, tiene que haber algo con chocolate, de ser posible amargo. “Cuanto más oscuro, mejor”, dijo McGrady, quien durante varios años deleitó con sus platos a los miembros del palacio.


Fuentes: Revista Vanity Fair España - Tatler

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?