¿Cuánto tiempo se puede conservar el huevo duro en la heladera?

¿Cuánto tiempo se puede conservar el huevo duro en la heladera?

Se trata de un dato de gran utilidad para evitar cualquier tipo de inconveniente.

Food Lovers

Es una de las preguntas más frecuentes y cotidianas que se da en las cocinas de todo el mundo: ¿cuánto tiempo aguanta el huevo duro en la heladera sin ponerse en mal estado? La respuesta es simple: si está con la cáscara, un máximo de 1 semana. En cambio, si está pelado, se recomienda consumirlo en el transcurso de unas horas.
 

Fuente: es.calcuworld.com

Conservar el huevo duro en la heladera: todo lo que hay que saber

Claro que, siempre, lo más aconsejable es comer el huevo duro apenas se termina de cocinar. Por más que su conservación sea segura y no implique ningún riesgo para la salud, con el paso de los días pierde un poco en lo que es textura y sabor.

Sin embargo, en ocasiones resulta mucho más práctico cocinar varios huevos en simultáneo y luego tenerlos listos para usarlos de manera inmediata. Esto se aplica, sobre todo, cuando ya se tiene una idea de las próximas preparaciones que se van a hacer.

En estos casos, lo único que hay que saber es cuáles son las formas más apropiadas para la conservación. Lo más importante es conocer que la misma varía en relación al estado que presente el huevo.

Si el huevo duro está intacto por fuera, es decir, si aún conserva su cáscara, el mismo puede aguantar en la heladera hasta un máximo de 7 días. Esto cambia de manera considerable si, por lo contrario, el huevo ya fue pelado. En este caso no queda otra opción que consumirlo en el transcurso de unas pocas horas. Si no, habrá que tirarlo.
 

Conservación del huevo duro: ¿qué pasa con la cadena de frío?

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta en relación a la conservación de los huevos duros es que no pueden estar mucho tiempo por fuera de la heladera.

Si se los cocina para conservarlos por unos días, hay que dejar que se enfríen y guardarlos de manera inmediata. Lo mismo sucede a la inversa: una vez que se sacan de la heladera, no conviene esperar mucho tiempo antes de comerlos.

Por otro lado, a veces los huevos duros se utilizan para viandas o para comidas en el exterior, como puede ser en sánguches, ensaladas y demás.

Lo que conviene hacer en estas situaciones es garantizar que no se rompa la cadena de frío. Para excursiones o salidas del día, lo ideal sería contar con una heladerita o refrigerador portátil.

También se puede hablar de algún recipiente hermético que mantenga fresco el alimento por un período corto de tiempo.

Lo mismo ocurre con otros productos derivados del huevo, como es el caso de la mayonesa.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?