Exquisita mermelada de ciruela y cereza sin azúcar con la fruta que sobró

Exquisita mermelada de ciruela y cereza sin azúcar con la fruta que sobró

Antes de tirar fruta que no se llega a comer hay miles de opciones. Una de las favoritas de las abuelas es hacer mermelada. Aquí, la mejor receta y encima ¡sin azúcar!

Food Lovers

Ciruelas rojas y cerezas negras. Una combinación que no falla por la justa proporción de acidez y dulzor, sumada a la explosión de color que aportan a cualquier preparación en donde se las incluya.

Además, son antioxidantes, ricas en vitaminas A, C, B, B2, y K. También poseen minerales como fósforo, sodio, magnesio, hierro, calcio, boro, cobre y zinc que las convierten en un tesoro nutricional. Sus beneficios son múltiples: desde combatir el estreñimiento y la anemia hasta fortalecer el sistema inmunológico. Previenen los trastornos intestinales, favorecen el buen funcionamiento de la piel y de los ojos, eliminan toxinas y detienen la formación de coágulos.

Sin embargo, muchas veces consumirlas como frutas frescas es complicado. Por eso, una buena manera de asegurarnos su aporte nutricional es tener preparada una rica mermelada casera. De esta manera, será fácil de incorporar en distintos momentos sin correr el riesgo de que la fruta se eche a perder e incluso, dándonos la posibilidad de aprovechar aquellas cerezas y ciruelas que están demasiado blandas o ya no las elegimos para el consumo “fresco“.

Vamos con esta deliciosa opción, que además no contiene azúcar y puede acompañar cualquier régimen saludable. Una excelente variante para sumar en desayunos, meriendas y ¿por qué no? en preparaciones agridulces.

Mermelada casera de ciruela y cereza sin azúcar: el paso a paso

Hacer mermelada casera es mucho más fácil de lo que parece (¡Y más barato!). Además, se pueden reutilizar frascos de vidrio que hay en casa y contribuir al cuidado ambiental. Rico, sano, consciente... ¡Vamos a la receta! 

Ingredientes: 

  • 500 gr de ciruelas rojas
  • 500 gr de cerezas negras
  • 2 tazas medianas de agua
  • 1 cucharada de edulcorante apto para cocinar 

Preparación: 

Antes que nada, lavar bien la fruta, retirando los carozos y cortando en cuartos las ciruelas y al medio, las cerezas. Colocar la fruta ya cortada, limpia y sin pelar en una cacerola con las dos tazas de agua y el edulcorante.

Encender el fuego al máximo y dejar diez minutos, hasta que haga borbotones. Una vez que haya roto en hervor y cuando ya estuvo diez minutos completos, se baja el fuego a medio por veinte minutos más.

En ese momento se formará un almíbar espeso. Habrá que tener cuidado de que no se queme la fruta, pero no se debe agregar agua, ya que se cota la preparación, sino simplemente dejar enfriar.

Con la mezcla fría o a temperatura ambiente, pisar con un pisa papas con el objetivo de que no queden trozos demasiado grandes. Lo que sigue será envasarla en un frasco esterilizado (como lo indica el video) y ¡a disfrutar!

Para dudas, sugerencias de nuevas recetas y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

 
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?