Albahaca: cómo plantarla y aprovecharla en tragos y recetas

Albahaca: cómo plantarla y aprovecharla en tragos y recetas

Gracias a sus propiedades y beneficios, te proponemos que uses la albahaca para darle un toque de frescura a tu piel, a las comidas y a los tragos.

Food Lovers

Para aprovechar su cosecha, lo primero que hay que saber es que la albahaca es una planta herbácea que vale la pena tener en una huerta en casa. Descubrir sus posibles usos da ganas de plantarla y aprovecharla al máximo.

La planta de albahaca es de por sí una hierba aromática y dentro de sus grandes variedades, la más utilizada es la “genovesa” para la salsa de pesto.

Pero lo cierto es que sus hojas, ya sean frescas o secas, tienen muchas propiedades que se desconocen. Entre ellas, las medicinales, como para el dolor de cabeza, dolor de garganta y hasta como anti inflamatorio.

¿Cómo plantar albahaca?

Sembrar albahaca es una gran idea para luego disfrutarla en las comidas o tragos y darle ese toque de sabor especial.

La albahaca se debe plantar a finales del invierno, cuando el riesgo de heladas pase. Para que su germinación sea exitosa es necesario que haya una temperatura de 18° a 20°.

Por lo general, lo recomendable es sembrar delante de una ventana, en una maceta, cerca de un radiador o en un patio invernadero. Se debe conseguir una bandeja para colocar todas las semillas y cubrir el fondo con algún material de drenaje.

Una vez colocadas todas las semillas sobre la grava, lo ideal es dispersarlas de forma uniforme sin que estén demasiado juntas. Luego, cubrirlas con una película plástica hasta que comiencen a germinar. Rociarlas regularmente y, después de 1 semana, cuando sus plantas ya crezcan, alejarlas de tanta luz.

Cuando las plantas ya tengan al menos 4 hojas hay que asegurarse de que el suelo esté bien drenado y hasta si es posible echarles abono orgánico. Lo importante es ir adelgazando sus hojas y para eso hay que conservar solo las más vigorosas.

La cosecha de albahaca se puede recoger durante la primavera o el verano. Cortar todo el tallo favorece a que siga creciendo y a darle el uso que se desee. En lo posible, es mejor recogerla cuando se va a utilizar en el momento, bien fresca.

Aprovechar la albahaca en comidas y tragos

El uso más conocido es para la salsa de pesto italiana. También, se puede usar como aceite esencial y condimento para distintos alimentos como la carne, pollos o pescados.

Para las ensaladas frescas light y bocados sencillos con tomatitos cherry. Una perfecta combinación también es hacer galletas con limón y albahaca... ¡Riquísimas!

Para una cena rápida y exquisita, se puede hacer un pastel con pocos ingredientes y entre ellos, la albahaca "se lleva todos los laureles".

Suena asombroso, pero muchas personas la usan para enjuagues bucales o pasta de dientes. También, es buena para revitalizar la piel y para tratar infecciones como el acné.

Ayuda a reducir el estreñimiento y al proceso de la digestión.

Y los mejores tragos con albahaca que jamás se hubiesen ocurrido son:

  • Margarita de frutilla y albahaca
  • Cóctel de uva y albahaca
  • Mojito oriental

Por último, para sorprender con sabores diferentes, una propuesta innovadora en la gastronomía: helado de vino tinto con albahaca. ¡Un manjar!

La albahaca es versátil y acompaña perfectamente sabores dulces y salados. La mejor inversión para tu huerta y una planta de la que no te arrepentirás.

Para dudas, sugerencias de nuevas recetas y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?