Almacenamiento

Cómo simplificar el hogar para un fin de semana siguiendo estos 4 pasos

Organizar y despejar la casa no tiene por qué resultar abrumador si se sigue este sencillo proceso.

MDZ Estilo
MDZ Estilo martes, 16 de abril de 2024 · 08:43 hs
Cómo simplificar el hogar para un fin de semana siguiendo estos 4 pasos
Crédito de la imagen: Future. Foto: homesandgardens.com

Como todo lo demás, un hogar ordenado requiere un mantenimiento regular y muchos lo hacen dedicándole al menos una semana al año a racionalizar y simplificar la vivienda, ya que siempre hay cosas que están de más o que requieren algún cambio estético para que se vea mejor y también para que sea mejor la funcionalidad en general.  Por eso, en esta nota, cómo simplificar la casa durante un fin de semana.

1. Preparación previa al fin de semana

Créditos de la imagen: Timm Cleasby Photography

Esto no requiere trabajo real, pero sí algo de reflexión. En los días previos al fin de semana pensar en lo que no funciona bien de la casa. ¿Qué exactamente? Por ejemplo esas tareas que te parecen más complicadas de lo que deberían, las que temes y esos espacios que minutos después de limpiarlos se vuelven  a convertir en un desastre. En este primer paso también pensar en lo que te gustaría tener tiempo para hacer en la casa. Por ejemplo, recibir a los amigos, pasar tiempo al aire libre o leer por placer. Usar alguna aplicación para tomar notas con el celular.

2. Centrarse en las áreas de mayor impacto

Para ser realista acerca de lo que se puede hacer en un fin de semana elegir no más de tres zonas de tu casa que necesites simplificar.  ¿Para qué sirve aquí la fase de preparación previa? Para hacer una lista de las áreas problemáticas para así determinar dos o tres proyectos para el fin de semana. Y esos proyectos elegidos serán los que marquen la diferencia más significativa en su día a día. Por ejemplo:

Créditos de la imagen: Future / Jon Day Photography
  • Preparar bien el garage (desordenar y volver a ordenarlo) para guardar bien el auto allí (y sacar las cosas de más)..
  • Limpiar y organizar la cocina de forma que a uno le inspire cocinar allí.
  • Crear un espacio y tiempo libre para empezar a leer libros.
  • Si tienes chicos y hace unos días empezaron las clases, entonces ver el modo fijar un tiempo cada día para acompañarlos (e incentivarlos) a que hagan los deberes. Y fijar un espacio de la casa para eso.

La idea de fondo es a partir de este ejemplo ver qué zonas de la casa necesitan algunos retoques y en cuanto a actividades, contemplar las  las partes de tu rutina diaria que parecen más difíciles de concretar (de lo que deberían) y planificar algunos cambios para finalmente facilitar la tarea.

3. Determinar qué conservar y qué tirar

Conociendo las áreas de interés para el fin de semana llega el momento de ordenar. ¿En qué consiste esto? El desorden es cualquier cosa que se interpone en el camino de los objetivos o visión que uno tiene y desea para  su hogar. Entonces concentarse en uno mismo y en el propio hogar para determinar qué conservar y qué desechar. Para eso hay que -primero- tener presente los objetos que son y siguen siendo esenciales,  pero que no es necesario guardarlos donde están; segundo, donar objetos que no necesitas pero que están en buenas condiciones para que los use otra persona y (tercero) tirar o reciclar objetos que no están en buenas condiciones para conservarlos o donarlos.

Créditos de la imagen: Future.

¿Cómo determinar lo que está para tirar y lo que está para conservar? Una ayuda es respondiendo las siguientes preguntas:

  • a. Si el objeto se rompiera o se perdiera, ¿lo repondría de inmediato?
  • b. Si faltara, ¿me daría cuenta?
  • c. ¿Hay algo más en casa que sirva para lo mismo?

Las respuestas a estas preguntas ayudarán a decidir si conservar o no un objeto.

4. Planificar cómo lograr un espacio óptimo

Es el momento de considerar el flujo del espacio. Por ejemplo:

  • Si la encimera de la cocina acumula objetos de toda la casa, considerar cuáles son y luego determinar nuevas soluciones de almacenamiento, es decir, adónde pueden ir antes de que lleguen a la encimera.
  • Si el garaje es el centro de atención durante el fin de semana, pensar en los objetos que estorban. Considerar formas de ahorrar espacio utilizando el almacenamiento vertical y colgar cosas en la pared para crear más espacio en el suelo. Instalar estanterías o incluso portabicicletas (si hacen falta).
    Créditos de la imagen:  Future / Brent Darby
  • Si el objetivo es crear un rincón tranquilo para empezar a leer un libro colocar una cesta junto a un sillón cómodo para guardar allí el libro y, además, una manta suave.

5. Comprar accesorios de origen

Si bien son cuatro pasos hay que agregar otra instancia -en la medida que sea necesario- y que consiste en que las compras que se requieran hacer se realicen en el último paso -es decir, después de que se haya hecho todo-, porque por un lado quizás no hagan falta tantas cosas como uno puede llegar a imaginar y por otro, porque al final de todo es cuando se puede soñar -en la medida que lo permita el poder adquisitivo- con mejorar el estilo, el diseño y la funcionalidad. / Fuente consultada: Home & Gardens.

Archivado en