Estilo de vida

Qué altura debe tener una cama: algunas claves importantes

Pasamos mucho tiempo durmiendo, o al menos intentándolo, pero ¿qué se sabe la altura que debe tener una cama? En la nota, algunos tips.

MDZ Estilo
MDZ Estilo martes, 27 de febrero de 2024 · 09:07 hs
Qué altura debe tener una cama: algunas claves importantes
Créditos de la imagen: Jeremy Phillips y Future. Foto: homesandgardens.com

No es un mueble que se cambie con regularidad. Posiblemente sean pocas las camas propias que uno tenga o haya tenido a lo largo de su vida. Entonces la pregunta cae de lleno: ¿nuestra cama tiene la altura correcta? ¿Cómo saber ese dato?

Por un lado están los que admiten que su cama no es la mejor porque le resulta incómoda o porque el propio espacio para dormir es incómodo y por otro, los que se han dado cuenta de que necesitan revisar si la altura de su propia cama es la que corresponde, o bien, si se puede buscar una alternativa mejor o bien, mejorar la situación presente. Es que no cambiamos la cama con regularidad, tal vez sólo cuando compramos un colchón nuevo o decidimos que ha llegado el momento de renovar el dormitorio. Y no sólo la profundidad del colchón puede influir en la altura final de la cama, sino también el tipo de cama y el armazón.

Con una avalancha de estilos atractivos en el mercado, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir la mejor altura de cama para disfrutar de una mejor higiene del sueño?

Créditos de la imagen: Studio Duggan

Los pacientes con dolor de rodilla y artritis, y los mayores con debilidad en las piernas, pueden beneficiarse de una cama más alta. Esto no quiere decir que quienes no tengan problemas de movilidad deban optar automáticamente por una cama más alta. .Para las personas sin problemas de movilidad puede ser ventajoso tener una cama más baja para ayudar a mantener la fuerza de las piernas con el uso regular durante las actividades diarias, como levantarse de la cama.

Una forma sencilla de determinar la altura más cómoda de la cama es fijarse en la postura al sentarse. Las personas con dificultades para acostarse y levantarse deben elegir una altura que diste unos centímetros de su posición natural. Esto es así cuando resulta fácil sentarse en el colchón y levantarse.

Otro dato a tener en cuenta es que las personas con trastornos convulsivos que corren riesgo de caerse de la cama pueden beneficiarse de alturas de cama más bajas. También pueden preferir camas más bajas las personas con problemas de vértigo, que se marean al darse la vuelta en la cama. También puede ocurrir que una persona con patrones de sueño difíciles se sienta más segura y protegida con un sommier más alto: es que las camas altas pueden parecer más seguras por estar más elevadas. En el caso de los niños con posibilidad de padecer sonambulismo crearle un entorno adecuado para dormir y como primer paso una cama cerca del suelo.

Créditos de la imagen: Worldwide Syndication / One Represents Ltd.

Otro aspecto a tener en cuenta es si existe algún tipo de dolor al hacer la cama. Por ejemplo una cama puede resultar más fácil a mayor altura para las personas con problemas de espalda a las que les duela agacharse. En cambio puede resultar más difícil a mayor altura para las personas con problemas de movilidad en los hombros si su amplitud de movimiento es limitada: las camas más altas implican levantar más los brazos para hacer la cama.

Pensar en el momento de dar la vuelta al colchón también puede influir en la altura o la altura de la cama: es más fácil hacerlo a mayor altura, ya que hay que agacharse menos.

Créditos de la imagen: A. Naber Design.

Otra parte clave para la calidad del descanso tiene que ver con la capacidad de respirar alrededor y debajo de su cama con facilidad: mejor una cama más baja (para que se acumule menos polvo) para quienes suelen  guardar cosas debajo de la cama.
Para quienes tienen más problemas para respirar con una cama más alta, el polvo y las medias sueltas pueden quedar debajo de la cama puede resultar difícil limpiar debajo de la cama con una aspiradora tradicional. Pero si la cama es baja y no tiene espacio debajo, eso puede mitigar este problema.'

Por último, la altura de la cama para dormir también puede depender del tamaño natural de la habitación y de factores ambientales como el calor. En este sentido mantener el colchón más cerca del suelo en climas cálidos ayuda a dormir más fresco.

Y para quienes prefieren una distribución de dormitorio basada en el Feng Shui será necesario ajustar la altura de la cama para favorecer el flujo de energía adecuado. Esto podría significar dormir más alto para poder ver la puerta o no ver un espejo. Podría significar eliminar el espacio de debajo para reducir la probabilidad de que haya desorden.

¿Cuál es la mejor altura de cama para los niños?

Créditos de la imagen: Jeremy Phillips.

Para este caso hay que tener en cuenta la edad y la madurez del niño, así como sus hábitos de sueño.  Cuando los niños pasan de la cuna a su primera cama ésta debe estar cerca del suelo. En los alrededores de la cama no tiene que haber nada que pueda hacerles daño si se levantan en la oscuridad, sobre todo (como juguetes, sillas o mesitas de luz).

Asegurarse de que los niños que duermen en literas no sean sonámbulos ni se mueven mucho por la noche.

Archivado en