Hay que ir

Hacer turismo enológico orgánico en Mendoza es posible: la propuesta de bodega Cecchín

Se trata de una de las casas vitivinícolas más reconocidas de Maipú, y una pionera a nivel mundial en cuanto a la elaboración de vinos orgánicos. En la nota, los detalles de una propuesta muy cool.

Federico Croce
Federico Croce viernes, 23 de febrero de 2024 · 15:46 hs
Hacer turismo enológico orgánico en Mendoza es posible: la propuesta de bodega Cecchín
Alberto Cecchín, en pleno viñedo orgánico. La bodega es un paso obligado para un momento de turismo enológico diferente. Foto: Alf Ponce - MDZ

El enoturismo, desde hace un par de lustros a esta parte, ha crecido en Mendoza de manera exponencial. La "tierra del sol y del buen vino" ya tiene fama en el mundo, y es un atractivo paraje para venir a pasear, disfrutar del Malbec y otras cepas, recorrer regiones con paisajes de locura y deleitarse con la gastronomía de autor. 

Son muchos los proyectos de calidad, las bodegas y la oferta a la hora de tentar al turista o al local para que los visite. Experiencias gastronómicas espectaculares ya tienen varias casas vinícolas, bodegas con vinos premiados con puntos de reconocidos críticos también hay varias... pero en el apartado de vinos orgánicos y de toda una filosofía que signifique un cuidado extremo del medio ambiente, una filosofía green friendly absoluta, y una total conciencia de conexión con la naturaleza, hay muy pocas.

La gran sala de bodega Cecchín.

La pionera de esta movida, y la que se lleva las palmas, es bodega Cecchín. Es "la catedral del vino orgánico", y ha sido reconocida en el mundo por ello.

De hecho, hace pocos meses el Ministerio de Agricultura de la Nación, que otorga todos los años premios y condecoraciones a distintos emprendimientos orgánicos, destacó a bodega Cecchín con la distinción al lugar con apertura a turismo con certificación de orgánico sustentable.

La puerta de entrada al mundo de lo orgánico.

Se trata de una bodega pionera, de las primeras que abrió al turismo en Maipú, en el año 2001. No solamente se transformó desde esos días en una opción interesante y lúdica para visitar y disfrutar, sino también en un espacio que aportó y aporta educación y herramientas a quienes se acercan para entender la importancia de la vida orgánica, libre de conservantes, pesticidas, agregados sintéticos, y demás.

En la bodega se pueden comprar diferentes ejemplares y varietales.

¿Cómo empieza todo?

La historia de bodega Familia Cecchín se remonta a principios del siglo pasado: el año 1910. Es que fue entonces cuando Santiago y María Cecchin dejaron Italia, su Treviso natal, y llegan a pisar suelo argentino por primera vez, con un patrimonio corto, pero del que más vale: sus ganas de progreso, sus sueños, su ímpetu, su capacidad de trabajo.

Desde siempre ellos tuvieron algo claro: que hicieran lo que hicieran en la vida, honrarían a la naturaleza y cuidarían el amor hacia la madre tierra: siempre pensaron que debía ser preservada con pasión y cariño artesanal.

Hoy es Alberto Cecchin quien, más de cien años después, mantiene ese legado y esa promesa; llevando adelante una empresa vitivinícola en donde la producción es artesanal, libre de agregados químicos. Es el mismo quien nos recibe para contarnos sobre este hermoso emprendimiento ubicado en Maipú, la cuna del vino. Un lugar que nos invita a hacer turismo y a saborear deliciosos vinos, pero también nos convoca a vivir el paisaje, a disfrutar de esta casa, a apasionarse por el mundo orgánico, por un universo mejor para todos.

Los espacios de la bodega y sus instalaciones conservan construcciones típicamente mendocinas.

"Concebir un vino orgánico es propiciar un escenario de armonía natural, donde las vides conviven con hierbas y otros frutales, favoreciendo el equilibrio ecológico", nos cuenta Alberto mientras iniciamos la visita a bodega Cecchin.

¿Por qué visitar bodega Cecchín es una parada obligada si estás en Mendoza?

"Porque nos gusta brindar con quienes nos visitan para celebrar este estilo de vida y de trabajo. Tenemos una mirada cercana al viajero, al visitante que pasa por nuestros viñedos buscando la frescura de lo natural", explica Alberto.

Cecchín nos guía por entre los viñedos.

"Me encanta poder transmitir a la gente que la convivencia con la naturaleza y el respeto por ella es la opción para vivir. Por ejemplo, nuestros viñedos conviven con hierbas que no son malezas sino plantas que no complican, que tienen un sentido que estén".

Viñedos orgánicos. 

"Yo me pregunto: si junto a la viña hay hierbas espontáneas, que crecieron toda la vida acá, que de hecho están antes que las vides... ¿Por qué sacarlas? Recordemos que las vides no son originarias de de América, por lo tanto las hierbas, la flora que ve quien visita bodega Cecchín es mucho más antigua".

"Esto es un spoiler, pero en una parte de la visita, es hermoso ver como se aprende que, lejos de perjudicar, la naturaleza es sabia y hace convivir a ciertas plantas con la vid -como el mijo, por ejemplo- para que los pajaritos las coman, y no vayan contra el grano de uva. Si nosotros quitamos todas esas semillas naturales que están en el suelo, los pájaros no van a tener con qué alimentarse y se van a ir a alimentar de las uvas. Los turistas quedan impactados con esto: aquí está lleno de pájaros por todos lados y no tocan ni una vid. ¿Por qué? Porque tienen la comida natural".

La cava, guarda ejemplares únicos.

La propuesta turística

En Cecchín se reciben turistas y visitantes, y la bodega cuenta con guías bilingües. Lunes a sábados y feriados de 9:30 a 17:30 hs. es el horario y las fechas en las que se puede visitar.

Una picada para acompañar excelentes vinos.

"Se ofrece una degustación de 3 vinos orgánicos de nuestra bodega, que por supuesto es opcional y tiene un costo, pero además de la recorrida, de adentrarse en la historia de bodega Cecchín (que es también la historia de Mendoza), de poder experimentar lo que es una cosecha, un surco, un viñedo, se puede cerrar esta experiencia con una picada de nuestro restaurante", explican desde el staff. Si esta es la opción deseada, las fechas y horarios en las que la misma se ofrece es de Lunes a sábados de 11:00 a 14:00 hs.

Alberto Cecchín.

La data

La dirección de bodega Cecchín es Manuel A. Saez 626, Russell, Maipú, Mendoza, Argentina.

Si querés comunicarte por teléfono o whatsapp con el área de turismo, podés hacerlo al +54 9 261 306-2692.

También podés escribir por mail, a turismo.cecchin@gmail.com

A continuación, algunas instantáneas de una visita que no podés dejar de programar:

Archivado en