Limonero en maceta: tres claves para que crezca rápido

Limonero en maceta: tres claves para que crezca rápido

Los limoneros en maceta son una excelente alternativa para cultivar en casa. Los cuidados desde el trasplante hasta la poda ayudan a potenciar la cosecha de limón y previenen la aparición de enfermedades.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Todos los amantes de las plantas, especialmente de los árboles de limón, deben de saber cómo cultivar un limonero en una maceta o en el interior. Ya que se trata de una alternativa posible y, a veces, hasta una mejor opción que hacerlo en un jardín, debido al ambiente controlado. 

A veces, la lluvia fuera de temporada y la falta de sol en el lugar donde crece el limonero pueden causar mucho daño, esto puede corregirse fácilmente si el limonero se encuentra en una maceta

3 claves para que tu limonero crezca sano 

1. Posición del árbol de limón 

Cuando se trata de un limonero, todo depende de la ubicación. Recién plantado, debe mantenerse en semisombra, para que se adapte a su nuevo hogar. Una vez que veas que brotan hojas nuevas, es hora de mover el árbol a un lugar con pleno sol, donde la planta reciba al menos 5 horas de buena luz solar. 

La orientación sur es la posición más óptima. Si estás cultivando el limonero en una maceta en el balcón, toma nota de la dirección de la luz solar y colócala en consecuencia.

Fuente: Edgar Henríquez (unsplash.com). Es posible tener un frondoso limonero en maceta si se lo cuida de la manera adecuada.

2. Riego del limonero

Un limonero recién plantado debe regarse bien cada dos días; el riego profundo es esencial para que el cepellón obtenga la hidratación necesaria. Una vez que la planta esté un poco establecida, puede reducirse la frecuencia a dos veces por semana. 

Una buena prueba es pinchar el suelo con el dedo. Si más de dos centímetros están secos, entonces es mejor regar el limonero. Durante el verano puede necesitar más agua, así que vigila con frecuencia la humedad de la tierra. 

Un punto muy importante que debes de tener en cuenta es que el limonero en maceta necesita un riego más cuidadoso que el que está en el suelo, ya que las raíces no pueden extenderse fuera de la maceta en busca de agua.

3. La alimentación del árbol

Las plantas de cítricos son exigentes en términos de nutrición, así que asegúrate de alimentarlas con compost bien descompuesto cada dos meses, aparte de cualquier otro nutriente que pueda necesitar específicamente, como potasio, magnesio, etc.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?