Los cambios más sorprendentes en el Palacio de Buckingham

Los cambios más sorprendentes en el Palacio de Buckingham

El palacio de Buckingham funcionó en un principio como petit hotel. Isabel II fue la monarca que menos remodelaciones hizo en su interior.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

La construcción del palacio de Buckingham terminó en el año 1829 y desde entonces la increíble arquitectura se convirtió en un símbolo de Londres. Cada uno de los monarcas que pasaron por allí le dio un estilo personal muy mínimo y la reina Isabel II se encargó de crear una sala completamente nueva para los turistas.

Originalmente, el palacio era conocido como Buckingham House y se lo usó como un petit hotel por pedido del primer duque de Buckingham y Normanby en 1703. Fue el rey Jorge III quien lo convirtió en uno de sus hogares hasta que la reina Victoria la nombró residencia oficial de la monarquía en 1837.

Eduardo VII, bisabuelo de Isabel II, redecoró el palacio Buckingham añadiendo una decoración Belle Époque en tonos crema y dorados, tal como se lo conoce ahora. Sin embargo, los monarcas que decidieron hacer algunas renovaciones no cambiaron su estética por una cuestión histórica y aún mantiene en su interior e estilo georgiano original del siglo XIX.

Luego llegó al trono Jorge V y su esposa, la reina María, pidió cambiar la fachada principal por piedra Portland (piedra caliza del período jurásico extraída de la isla de Portland, en Dorset) y redecoró muchas habitaciones como si fueran el hotel Ritz. Su hijo, Eduardo VIII, potenció la victoriana germánica de muchas salas, las telas muy coloridas y el oro.   

La entrada principal al palacio. Fuente: Wikipedia.

 

¿Qué hizo Isabel II en el palacio de Buckingham?

Aunque Buckingham sea un palacio, no quiere decir que no tenga problemas como cualquier hogar y durante toda su historia necesitó arreglos como humedad en las paredes, cambios en el cableado eléctrico, renovación de fontanería, mantenimiento y más. Por este motivo, en 2018 se difundió que invirtieron unos $500 millones de dólares destinados y las obras terminaran en el año 2027.

"La calefacción del palacio no se han actualizado desde la década de 1950, tras la Segunda Guerra Mundial, la infraestructura del edificio necesita ahora una revisión urgente para evitar el peligro muy real de un fallo catastrófico que provoque un incendio o una inundación", indicaron desde Buckingham.

En sus 70 años en el trono, Isabel II no hizo grandes cambios  como sus antecesores, más bien se enfocó en su mantención. Su proyecto más grande, junto a su fallecido marido Felipe de Edimburgo, fue crear en 1962 la Galería de la Reina donde se encuentra una exposición de arte y objetos de la Colección Real, y está abierto al turismo para recaudar fondos.

Antes allí había una capilla que fue bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial y nunca se restauró. En 1990, la Galería de la Reina fue ampliada por los arquitectos John Simpson & Partners con motivo del Jubileo de Oro de 2002, ya que para esa fecha muchas personas viajaron a Londres a celebrar.
 



¿Cómo crees que cambie el palacio de Buckingham el sucesor de la reina Isabel II?

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?