Receta de salsa florentina casera en simples pasos y con pocos ingredientes

Receta de salsa florentina casera en simples pasos y con pocos ingredientes

La clave de la salsa florentina está en la combinación de espinacas y crema de leche. En la nota, los detalles y el paso a paso de esta preparación.

MDZ Gastronomía

MDZ Gastronomía

¿Te animarías a preparar tu propia salsa florentina? A continuación, compartimos la receta y todo lo que hay que saber para hacerla de forma casera y en simples pasos. ¡A tomar nota y a cocinar!

Esta salsa ofrece numerosos beneficios que van más allá del sabor. Además de requerir de pocos ingredientes, es ideal para una gran cantidad de platos. Lo más común sería usarla con pastas como fideos, ravioles y canelones. Sin embargo, también se la puede disfrutar con carnes como pollo, cerdo y lomo. ¡Imperdible!

Fuente: comedera.com

Salsa florentina casera: todo lo que hace falta

Ingredientes. Para preparar esta deliciosa salsa se requiere de:

  • 250 ml. de crema de leche.
  • 125 ml. de caldo de verduras.
  • 30 gr. de hojas de espinacas.
  • 15 gr. de manteca.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla (mediana).
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • Sal y pimienta negra recién molida (a gusto personal).

Con las cantidades que se mencionan, se puede obtener una salsa que rinde para unas 4 porciones. Si se busca hacer más, o menos, lo único que hay que hacer es respetar las proporciones de cada ingrediente.

Fuente: directoalpaladar.com

¿Cómo hacer paso a paso esta salsa florentina?

Elaboración. Lo primero que hay que hacer es tomar las hojas de espinaca, lavarlas bien y cortarlas en trozos medianos. En una olla con abundante agua hirviendo, colocar las mismas y dejar que se cocinen durante un par de minutos. Transcurrido este tiempo, retirar, escurrir y poner a enfriar bajo agua a temperatura ambiente.

Mientras se espera que la espinaca se enfríe, se puede aprovechar para pelar y cortar la cebolla y los dientes de ajo. En una sartén, colocar la manteca, llevar al fuego y saltear la cebolla y el ajo hasta que comiencen a adquirir un tono translúcido.

Llegado este punto, es momento de agregar los trozos de espinaca. Luego de un par de minutos de cocción, sumar también la crema de leche, el caldo de verduras, la pizca de nuez moscada y condimentar a gusto con sal y pimienta negra recién molida.

Una vez que todos los ingredientes están juntos, bajar el fuego al mínimo y continuar con la cocción por unos 5 minutos.

¡Listo! La salsa florentina casera ya está terminada y a punto para disfrutar. ¡Sí, así de fácil como parece! ¿Ya sabes con qué te gustaría acompañarla?



Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?