Tres datos que explican la inflación alta en Mendoza y por qué "bajó" un poco
IPC

Tres datos que explican la inflación alta en Mendoza y por qué "bajó" un poco

La inflación superó el 5% el mes pasado, tras la devaluación. Hubo dos rubros que la impulsaron. Y un dato curioso: anualizada, fue más baja que el mes anterior. 

La inflación de septiembre en Mendoza, medida por la DEIE, fue del 5,6%. Alta, como se esperaba. Para llegar a ese índice hubo dos rubros que impactaron fuertemente. Pero además, un dato llamativo: la inflación anualizada fue menor. Eso se explica por una razón: en septiembre del año pasado el salto inflacionario fue aún peor en la provincia. 

Acá, las tres claves que explican la situación en la provincia. 

1

A pesar del IVA, los alimentos suben más

La inflación de septiembre fue del 5,6% en Mendoza. El principal motor fueron los alimentos. Tras la devaluación generada luego de las PASO, se esperaba ese impacto. Por eso el Gobierno nacional quitó el IVA a un grupo de alimentos básicos, con la idea de amenguar el impacto. Es decir, la suba del 4,4% en ese rubro fue aún a pesar de la reducción del 21% del IVA a los consumidores finales. El impacto en el índice general es del 1,4%.
Ese dato impacta fuertemente en el sector con menos recursos económicos que destina mayor proporción de sus ingresos a los alimentos. Por eso, también,  afectará al índice de pobreza e indigencia. 

2

Salud, el otro golpe

El otro rubro que impactó fuerte en la inflación de Mendoza fue "atención médica y gastos de salud". El 1,4% de la inflación se explica por ese rubro, es decir lo mismo que los alimentos. En el sector específico, el aumento fue del 12.3%. Allí entran las obras sociales, prepagas y, sobre todo, los medicamentos. También es un servicio básico tomado en cuenta para medir la calidad de vida. El Observatorio de la Deuda Social de la UCA, por ejemplo, toma a la inseguridad alimentaria y a las carencias en atención de salud como las dos principales dimensiones para medir la pobreza más allá de los ingresos. 

3

Por qué bajó, a pesar de subir

La inflación del 5,6% es la más alta del año y genera una repercusión enorme. Anualizada, la inflación de Mendoza es del 53,7%. Allí hay un dato curioso: si se toma ese parámetro (la inflación anualizada) la inflación bajó respecto al mes anterior. Eso se explica con lo que ocurrió en septiembre del año pasado. Ese mes Mendoza tuvo el récord de suba de precios, con un IPC del 7,6%. Ese mes deja de contarse y por eso se produce un leve descenso. 
En lo que va del año la inflación local ya es del 37,2%. Y allí aparece otra información: el dato es idéntico al del año pasado para la misma fecha. 

Inflación by Pablo Icardi on Scribd

¿Querés recibir notificaciones de alertas?