Pese a la crisis, las franquicias sostienen miles de empleos

El sistema de franquicias en la Argentina explica en la actualidad alrededor de 210.000 puestos de trabajo formales, a través de un modelo de negocios que incorporó 1.700 nuevos franquiciados en los últimos 12 meses, con un crecimiento del 14% interanual.

Redacción MDZ

Pese a la crisis, las franquicias sostienen miles de empleos

El sistema de franquicias en la Argentina explica en la actualidad alrededor de 210.000 puestos de trabajo formales, a través de un modelo de negocios que incorporó 1.700 nuevos franquiciados en los últimos 12 meses, con un crecimiento del 14% interanual.

Laa presidenta de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF), Susana Perrotta, destacó que más de 1.000 marcas comercializan franquicias en la economía argentina a través de 37.000 puntos de venta, y representan el 22% de las ventas minoristas a nivel nacional.

"Ingresar a una franquicia es un negocio seguro", afirmó la directiva de la AAMF al explicar que "un nuevo comercio franquiciado no se embarca en una aventura comercial como lo hace un emprendimiento independiente, sino que se suma a un modelo de negocios reconocido y comprobado".

Esta característica es una de las razones por las cuales el sistema mantuvo su ritmo de crecimiento desde principios de siglo y pudo sobrellevar con éxito el peso de las distintas etapas de crisis. De esta manera, "las franquicias representan hoy unos 210.000 empleos formales, y tan solo en los últimos 12 meses se otorgaron 1.700 franquicias lo que muestra un crecimiento interanual del 14% del sector", afirmó Perrotta en declaraciones a la agencia Télam.

"Cuando hay crisis existen despidos, indemnizaciones y gente que no quiere tener el dinero guardado y decide invertirlo en franquicias que es un negocio seguro, un fenómeno que resultó muy notorio desde la crisis de fines de 2001", ejemplificó la directiva que es propietaria de una conocida marca franquiciante de institutos de enseñanza de inglés.

Pero también se suman al fenómeno "muchos emprendedores que llegan a un punto de su negocio que comienzan a franquiciar, lo que permitió -a diferencia de hace unos pocos años- poder contar en el mercado local con una gran cantidad de ingresos y de franquicias low cost"

Así, estas franquicias de bajo costo permiten acceder al negocio a un franquiciado con un feed de ingreso desde los US$ 3.000, con lo cual las exigencias de dinero son muy inferiores a los que puede demandar una marca tradicional que manejan montos por encima de los US$ 50.000.

En ambos extremos, el inversor deberá tener en cuenta además el layout de local, que deberá responder a los parámetros conceptuales y estéticos de cada marca, por lo que puede variar sensiblemente de acuerdo a que se trata de un emprendimiento gastronómico, venta de bienes o prestación de servicios.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?