Perspectivas

Recesión: un informe dice que la economía argentina habría tocado fondo

Con indicadores de actividad muy malos, en los últimos meses la crisis parece haber tocado su piso. Cuándo se empezará a crecer y de qué depende, según el Ieral de Fundación Mediterránea.

Diana Chiani
Diana Chiani martes, 21 de mayo de 2024 · 18:51 hs
Recesión: un informe dice que la economía argentina habría tocado fondo
Se llegó al fondo y la pregunta es cuándo viene la recuperación Foto: Noticias Argentinas

Los indicadores económicos del primer cuatrimestre de 2024 son prácticamente paupérrimos. Con caídas de la actividad por debajo del 20% en sectores clave como la industria y el comercio, que llegan al 40% cuando se habla de construcción -un gran dinamizador de la economía- las expectativas no parecen alentadoras. Sin embargo, aunque son pocos los que creen en una suerte de crecimiento en forma de V o con un posible rebote después de tanta baja, podría visualizarse una luz al final del camino.

En este marco, un informe del Ieral de la Fundación Mediterránea se pregunta si estamos frente al comienzo del fin de la recesión. Y agrega que la coyuntura argentina actual lleva a plantearse tres interrogantes con relación a la actividad económica: Una es acerca del nivel de actividad, otra es si ya pasó lo peor del proceso de crisis y la última es cómo puede seguir la economía en lo que queda de 2024.  

Con relación a las dos primeras preguntas, es decir a la del nivel de actividad, el editorial firmado por el economista local Gustavo Reyes, expresó que la respuesta es heterogénea. Es que se podría haber tocado el piso justo en estos meses -entre fines del primer trimestre y principios del segundo. De este modo, y aunque no lo asegura, luego del fondo solo restaría comenzar a crecer. Sin embargo, con índices de inflación que se atenúan, la esperada mejora no está clara hacia adelante.

Las reformas obtenidas por ley serán claves para la recuperación

“La recuperación sería solo de corto plazo en los niveles de actividad económica, pero no necesariamente implica avances en el mediano plazo”, se subrayó en el análisis del Ieral. En este marco, se especificó que para que la economía pueda empezar a mejorar en lo que queda de 2024 es necesario que se activen los motores de mediano plazo. Es decir, que comience el círculo virtuoso del empleo productivo, la inversión privada, el stock de capital y una mayor productividad de la economía.

Esta situación está atada a la respuesta a la tercera pregunta. Es decir, cómo continuará el resto de este año (hasta ahora para el olvido) y de qué depende una resolución positiva o no. Hay que tener en cuenta que para que se produzcan inversiones no solo tiene que haber una perspectiva de salida de la crisis –las empresas deben venderle a quien pueda consumir- sino que dependerá mucho del panorama político. Esto es, desde el punto de vista del informe, del comienzo o no de las reformas estructurales que se discuten en el Congreso.

Aunque por la menor brecha cambiaria se trata de un tema que se ha dejado de lado, la salida del cepo también es clave en el modo en que puede continuar la economía. Es decir, si el modelo económico propuesto por el Gobierno finalmente “arranca”. Para que después del fondo se vea una luz ascendente, es imprescindible la desaparición sostenible del desequilibrio fiscal, un nuevo régimen cambiario y la concreción de las reformas estructurales respaldadas en leyes. “De no mediar esto, las posibilidades de crecimiento futuras de Argentina son muy magras”, destacó el análisis del economista Reyes.

Archivado en